CRIMEN DE GUERRA DE LAS FUERZAS NORTEAMERICANAS EN PAKTIA Y EL SILENCIO DE ARG Y MEDIOS DE COMUNICACIONES

Según un informe recibido, en un ataque aéreo llevado a cabo por las fuerzas norteamericanas el 12 de agosto de 2016 en la aldea Menare, distrito de Khoshamand, en Paktia, 20 civiles fueron convertidos en mártires. Una de las víctimas de este crimen fue el Dr. Wreshman, junto con otros miembros de su familia, entre los que se encontraban mujeres y niños. En las fotos publicadas por usuarios de Facebook, se pueden ver dos hijos de Wreshman, su hija y su primo.

¡CONFLICTO FRONTERIZO, ES UN ABUSO A LOS SENTIMIENTOS NACIONALES!

Desde hace unos días, se habla profusamente del conflicto fronterizo entre las fuerzas militares afganas y pakistaníes en Torkham. En las redes sociales, sobre todo en Facebook, las noticias de este tipo de sucesos contra Pakistán son ampliamente difundidas y comentadas, e incluso, se publican fotos de otros sucesos bajo el nombre de conflicto fronterizo, distorsionando la información.

Afganistán es un país invadido, y según una encuesta oficial, más de 10 millones de afganos viven bajo el umbral de la pobreza y los ataques suicidas y las explosiones se han convertido en una cosa rutinaria y cada día se cobran la vida de decenas de nuestros compatriotas.

Así mismo, los criminales de la guerra son asignados a puestos gubernamentales, dependientes del Arg (palacio presidencial afgano) y según los informes de la Organización Mundial de Transparencia, Afganistán es el tercer país más corrupto del mundo.

Lamentablemente, los males de Afganistán no acaban aquí, ya que:

• Según una encuesta de la Organización Mundial de la Salud, Afganistán es el tercer país con una cifra alta de mortalidad de infantil de menores de cinco años.

• Según las cifras de Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y Fondo para la Infancia de Naciones Unidas (UNICEF), Afganistán tiene la mayor tasa de mortalidad de mujeres durante el parto en Asia y es el segundo país a nivel mundial.

• Es principal productor de opio en el mundo y alberga a 3,5 millones de personas drogadictas.

• Sus recursos naturales son malversados por los señores de la guerra en el poder; y según un censo, la mayoría de la población está insatisfecha con este “Gobierno de Terror Nacional” (sic) y pasan otras decenas de desastres […].

¡LUCHAR CONTRA EL FUNDAMENTALISMO Y LA OCUPACIÓN, ES EL PRIMER PASO EN EL CAMINO HACIA LA EMANCIPACIÓN DE LA MUJER AFGANA!

Este año conmemoramos el Día Internacional de la Mujer en un momento en que, por desgracia, con cada día que pasa, somos testigos del asesinato, la violación, la mutilación y la agresión a mujeres en nuestro país. Al mismo tiempo, somos testigos del hecho de que los asesinos de Farkhunda, Rukhshana y de otras muchas mujeres en nuestra tierra, sin haber sido citados a ningún tipo de juicio, continúan intimidando a las mujeres, ya que, cuentan con la impunidad y el completo apoyo de los archicriminales en el gobierno y fuera de él.

¡CONVIRTAMOS LA ROPA SANGRIENTA DE FARKHUNDA EN UNA BANDERA DE LUCHA CONTRA LOS FUNDAMENTALISTAS E INVASORES!

Ya ha pasado un año del linchamiento de Farkhunda en Kabul, hecho que no sólo aterrorizó nuestra nación, sino que también atemorizó el mundo. No obstante, no se han movido las conciencias sucias y dormidas de los gobernantes inmundos y a día de hoy, los auténticos asesinos y sus defensores escapan de las garras de la justicia. Durante un año se ha intentado tapar, de diferentes maneras, la más catástrofe brutal de nuestra historia contemporánea.

¡EL LLORO DOLOROSO DE ROKHSHANA LLAMA A LAS CONCIENCIAS DESPIERTAS A LUCHAR!

Esta vez, los criminales salvajes han lapidado a la pobre Rokhshana en las faldas de la montaña de Ferozkoh. Se le acusaba de haber hecho el amor (con un chico que quería, estando prometida de manera forzosa con otro hombre. [traductor]). Esta noticia, corta pero triste, pesa sobre los hombros de nuestra gente y el resto de los trabajadores del mundo tanto como si masacraran a un pueblo.

CRÍMENES DE GUERRA PERPETRADOS POR LOS ESTADOS UNIDOS CONTRA CIVILES EN KUNDUZ

El 2 de octubre de 2015, a las 02:08h de la mañana la aviación norteamericana bombardeó un hospital de la organización de los Médicos Sin Frontera (MSF) en la ciudad de Kunduz. Cuando ocurrió este ataque aéreo, había 105 pacientes y acompañantes en el hospital y 80 funcionarios sanitarios nativos y extranjeros, atendiendo a los heridos afectados por la guerra en Kunduz.

más fotos

Hoy 13 de septiembre de 2015, los supervivientes de la matanza en Shah Shahid han organizado una manifestación pacífica que ha sido reprimida por el Ejército Nacional. Éste ha herido a un joven de 19 años llamado Asadullah que es un familiar cercano de Abdullah y Masood (las víctimas de la matanza en Shah Shahid).

Para manifestarse, los vecinos del barrio de Shah Shahid tenían un permiso expedido por el Ministerio de Asuntos Interiores. Todos estaban reunidos en el sitio donde había explotado un misil/bomba, de repente ha aparecido un “Ranger” (un vehículo tipo Pick Up) del Ejército Nacional y para dispersar a los protestantes, un soldado primero disparó hacia el aire y después, abrió fuego hacia la gente indefensa. A consecuencia de ello, Asadullah, de 19 años resultó herido, y todavía está ingresado en uno de los hospitales de Karte Now.

¡EL OMINOSO VUITRE DEL 8 Y 7 DE ZAUR TODAVÍA DOMINA EL DESTINO DE LA NACIÓN!

El ocho y el siete de Zaur (28 y 27 de abril) son dos días miserables y catastróficos en la historia sangrienta de nuestra tierra. Éstos están ligados inquebrantablemente con crimen y destrucción y nunca serán olvidados.

El 27 de abril de 1978, con la ayuda de los líderes khalqis y parchamis, fue aplanado el camino para la invasión soviética, lo que provocó destrucciones, emigraciones y derramamiento de sangre de 1,5 millones de personas. También, el 28 de abril de 1992, no sólo arruinó el fruto de 14 años de resistencia contra la Unión Soviética, sino que desastrosamente, convirtió Afganistán en baño de sangre y ruinas. Los ocho zauries (28 abrileños), arruinaron tanto la infraestructura como superestructura del país y violaron brutalmente los derechos y, sobre todo, el honor de las mujeres.


Farkhunda, una chica que fue linchada por un grupo de criminales en Kabul, hoy se ha convertido en un símbolo de la opresión sobre las mujeres en Afganistán y la lucha contra el fundamentalismo y la ignorancia.

Para conmemorar los sufrimientos de todas las mujeres víctimas de la injusticia y el terror, el Partido Solidario de Afganistán junto con la familia de la mártir Farkhunda, tienen en mente la construcción de un minarete en el lugar dónde ella fue linchada en la margen del Rio de Kabul.

Artículo

Hay 64 invitados en línea