¡EL OMINOSO BUITRE DEL 8 Y 7 DE ZAUR TODAVÍA DOMINA EL DESTINO DE LA NACIÓN!

¡EL OMINOSO VUITRE DEL 8 Y 7 DE ZAUR TODAVÍA DOMINA EL DESTINO DE LA NACIÓN!

El ocho y el siete de Zaur (28 y 27 de abril) son dos días miserables y catastróficos en la historia sangrienta de nuestra tierra. Éstos están ligados inquebrantablemente con crimen y destrucción y nunca serán olvidados.

El 27 de abril de 1978, con la ayuda de los líderes khalqis y parchamis, fue aplanado el camino para la invasión soviética, lo que provocó destrucciones, emigraciones y derramamiento de sangre de 1,5 millones de personas. También, el 28 de abril de 1992, no sólo arruinó el fruto de 14 años de resistencia contra la Unión Soviética, sino que desastrosamente, convirtió Afganistán en baño de sangre y ruinas. Los ocho zauries (28 abrileños), arruinaron tanto la infraestructura como superestructura del país y violaron brutalmente los derechos y, sobre todo, el honor de las mujeres.

Los autores de Siete y Ocho de Zaur, los dos llevan la cadena de esclavitud de extranjeros en el cuello, según las política de Rusia, Estados Unidos, Pakistán, Irán, Árabe Saudí y […] llevaron nuestro país hacia un abismo. Las nubes oscuras de estos dos días inmundos todavía están extendidas en el espacio triste de nuestro país y, hoy en día, los verdugos de estos dos días infames, juntos son autores de miserias, derramamientos de sangre y las injerencias extranjeras que, al aumentar el terror diario, cada vez más, la gente se sacrifica. La inmunidad de estos matones de la justicia hace que, después de haber pasados más de dos décadas, seamos víctimas de brutalidad, saqueo y opresión brutal. Por esta misma razón, unas cabezas de los partidos, sin tener la mínima vergüenza, amenazan al pueblo de volver hacia los años terribles de conflictos entre partidos islámicos en lugar de pedir perdón a los supervivientes de las víctimas de la guerra.

Los salvajes fundamentalistas, como que tenían una naturaleza reaccionaria y anti-humana, para conseguir un escaño en el poder, se rompieron la tripa a medida que, desesperaron a sus amos extranjeros. Estos últimos crearon a otro virus llamado talibanes, quienes durante su gobierno de ignorancia, condujeron Afganistán hacia la Edad Media.

Hoy en día, nos encontramos con un escenario semejante. Estados Unidos en lugar de sus esclavos partidarios y talibanes, ha enviado otra fuerza el más salvaje llamado Daesh (Estado Islámico) a reprimir nuestro pueblo. Los gobernantes también están implicados, indirectamente, en llevar a cabo este proyecto traidor y más amenazador que antes.

Los crímenes y coacciones de los señores de la guerra y los talibanes, han hecho que la gente les odie en todas partes de Afganistán. Esta situación, rápidamente está creando una atmósfera favorable al Daesh para extender su barbaridad en el país.

Las acciones anti-populares de los vendedores siete y ocho zauries han convertido Afganistán en un campo de competencia y coacción de Estados Unidos y la OTAN invasora y otros países vecinales. Durante los últimos 14 años, los Estados Unidos han estado llevando a cabo proyectos estratégicos destructores y expansionistas en Afganistán. La Casa Blanca al imponer los regímenes títeres compuestos por elementos el más auto-vendidos, finalmente, ha podido legalizar su presencia permanente y sus bases militares discretas en Afganistán para poder tener el pulso de la región a mano y hacer que sus rivales recientemente aparecidos se retiren. El triángulo diabólico, señores de la guerra + tecnócratas + sirvientes antiguos soviéticos, juntos tuvieron un papel importante en la venta barata de Afganistán a Estados Unidos.

El Partido de la Solidaridad de Afganistán cree sinceramente que, la inmunidad de los asesinos de la nación del juicio y colocación de los mismos en el poder, es la verdadera causa de la catástrofe actual en nuestro país. La historia nos enseña que, si una nación no lidie su pasado no tendrá un futuro brillante. Durante una manifestación del año pasado, contra los días siete y ocho de Zaur, así anunciamos: “Cueste lo que cueste, no debemos permitir que los opresores de los partidos islámicos, talibanes y khalqi-parchami, sin ninguna preocupación, bajo la bandera norteamericana y abusando de las expresiones como: “justicia transicional”, “democracia” y “derechos humanos” sigan oprimiendo y traicionándonos.

Al comprender exactamente los desórdenes deplorables corrientes del país, el Partido Solidario de Afganistán junto con su pueblo, otra vez, se dirigen a todos movimientos populares, patriotas, personas nacionales y anti-extranjeros, que rompan el silencio y que se adhieran en las filas de la gente para recuperar la independencia, lograr la democracia y el bienestar y progreso de nuestra patria ante los invasores, que creen un frente de la resistencia popular contra las cabezas de los khalqi-parchami, los partidos islámicos, los talibanes, daesh y el resto de los traidores nacionales. Esta unión no es alcanzable, sin sacrificio y admisión de dificultades. Mientras dure esta situación catastrófica, Afganistán como la víctima de un complot traidor de los extranjeros y sus lacayos auto-vendidos sufrirá aún más en el infierno de opresión y colonización.

Partido de la Solidaridad de Afganistán

24 de abril de 2015
Kabul

Artículo

Hay 503 invitados en línea