جرگه کفتاران، ادامه فجایع ۸ و ۷ ثور

Los oscuros días del 7 y 8 de Saur (la llamada revolución de abril) han llegado, al tiempo que los criminales están tratando de grabar en el calendario de nuestra historia otra fecha para la vergüenza en el calendario de nuestra historia. Los elementos antipopulares y traidores de nuestro país están tratando de perdonar a los salvajes y medievales talibanes. La Loya Jirga (Gran Asamblea) es como una plataforma en la que los criminales, sanguinarios e ignorantes engañan a nuestra gente disfrazando sus verdaderas intenciones con una muestra de sus supuestas intenciones de ver a un Afganistán en paz, próspero y en progreso. La antipopular Jirga allana el camino para sumergir aún más a nuestra tierra desafortunada en la profundidad de la ocupación, el fundamentalismo, el reaccionarismo, el derramamiento de sangre, la inseguridad, la corrupción, la injusticia y muchas otras catástrofes. No hay representantes reales de nuestra sufrida gente que asisten a estas exhibiciones de la Jirga y charlas, sino que son los criminales del 7 y el 8 de Saur junto con los talibanes y los tecnócratas que se reúnen para cautivar aún más a la nación en sus malévolas garras.

ترویج سیستماتیک بنیادگرایی و جهالت در کندز

Durante la Guerra Fría, el gobierno de los EEUU implementó la política traidora del cinturón verde de Brzezinski, cuyo objetivo era abordar el comunismo y eliminar movimientos y elementos progresistas. Afganistán fue el primer objetivo de esta política inhumana; Al invertir millones de dólares, se convirtió en el nido de pandillas traidoras como los yihadistas, los talibanes, Al-Qaida, ISIS, Hizb-ut-Tahrir, Jamiat Eslah y decenas de otras bandas mercenarias y traidoras. Todas las áreas de Afganistán y especialmente las provincias vecinas del Asia Central se están programando para ser entregadas sistemáticamente a grupos fundamentalistas peligrosos, por lo que mediante la inyección de éste veneno mortal en las fronteras del norte del país, los rivales reales, Rusia y China, se debilitarán y serán comprometidos en esta guerra.

کبوتر صلح ساخت آی.اس.آی

Nuestro pueblo vive en unas condiciones en las que está siendo masacrado, estando bajo la tutela de los invasores norteamericanos y de su Estado títere, mientras nuestros hijos son fácilmente y con frecuencia víctimas de explosiones, suicidas y decenas de otras brutalidades perpetradas por parte de talibanes y el DAESH. Como consecuencia del dominio de estos criminales, la inseguridad, la pobreza, el desempleo y la corrupción hacen sufrir a nuestra gente más de lo que se pueda imaginar. Ghani, Atmar, Rakityaar (apodo que se le ha dado por parte de la gente a Gulbuddin Hekmatyaar), Abdullah, Ulumi, Nabil, Wali Masoud, Pedram y unos cuantos más de los que se desconoce su nombre, junto a estos cabezas criminales, están de nuevo ocupados con juegos electorales usando otra vez, consignas demagógicas como: “Construcción del Estado”, “Estabilidad y convergencia”, “Paz y moderación” apareciendo en público para pintar y decorar esa ridícula democracia estadounidense en nuestra ocupada tierra.

ادامه اشغال افغانستان: ادامه جنگ، بنیادگرایی، جنایت و...

Este año se cumple el decimoséptimo año de cautiverio del pueblo afgano bajo la ocupación de los Estados Unidos, la OTAN y del gobierno títere local a su servicio. Ahora está claro para todos los afganos, excepto para aquellos cuyos ojos y conciencia han sido cegados por el dinero y el poder, que la invasión militar de los EEUU ha empujado a nuestro pueblo más profundamente hacia el pozo de la guerra, el derramamiento de sangre, la corrupción y la desgracia, y ha convertido a nuestro país en un peligroso campo de batalla de rivalidades imperialistas. Los invasores estadounidenses y sus aliados atacaron nuestra ya atormentada tierra bajo cantos de sirenas "democracia", "guerra contra el terrorismo", "derechos de las mujeres" y "reconstrucción", para poder llevar a cabo sus ominosas políticas para conseguir sus intereses estratégicos y económicos, que una vez más, han estado sacrificando a nuestro pueblo agotado ya por las guerras. Los diecisiete años de la presencia militar de los EEUU y la OTAN son los más oscuros de la historia de nuestro país, marcados por la masacre de centenares de miles de nuestros compatriotas; empoderamiento de peligrosas bandas terroristas y ladrones; convertir Afganistán en el país más corrupto del mundo con la mayor producción y tráfico de opio y heroína; saqueo de nuestras reservas de minerales; incremento de la brecha entre ricos y pobres; la ruina y los desplazamientos forzosos; la brutal opresión sobre las mujeres y abusar de su situación miserable; éxodo masivo de nuestros jóvenes desesperados por la falta de empleo; Y muchas otras desgracias.

ننگ سکوت در برابر سرنوشت غم‌بار هموطنان هندوباور خود را با مبارزه و ایستادگی بزداییم!

Las minorías afganas más nobles y decentes, los sijs y los hindúes, han vuelto a sufrir otro doloroso derramamiento de sangre. El 1 de julio de 2018, mientras que toda la ciudad de Jalalabad estaba en alerta máxima debido a una visita de Ashraf Ghani, incluso los hoteles fueron evacuados de huéspedes y las tiendas fueron cerradas por la fuerza, 19 personas incluyendo a 17 de nuestros compatriotas sijs e hindú, fueron martirizados y otros 10 fueron heridos en un atentado suicida. Esa atroz masacre tuvo lugar frente a la oficina del gobernador, donde las víctimas se habían convocado para reunirse con Ashraf Ghani. El presidente títere había hecho falsas promesas de examinar sus casos de apropiación de propiedades por parte de señores de la guerra locales y figuras poderosas. Según testigos presenciales, los representantes de la comunidad sij habían contactado en repetidas ocasiones con Hayatullah Hayat, gobernador de Nangarhar, pidiéndole que les permitiera entrar a la oficina, pero a pesar de los comentarios de Ghani sobre los altos riesgos de la seguridad de ese día, se les obligó a esperar durante horas afuera, hasta que fueron sacrificados de esa manera horrible.

فساد و خیانت گسترده در نهادهای امنیتی عامل قتل‌عام سربازان و پولیس

Durante los pasados 17 años, la pobreza, la miseria, las drogas y las guerras organizadas han hecho que un número enorme de jóvenes desempleados y en situación precaria sean reclutados por las bandas de terroristas talibanes, DAESH y los señores de la guerra. Debido a la carencia de empleo, una multitud de jóvenes se ven obligados a alistarse en las fuerzas de seguridad convirtiéndose a su vez en víctimas.

آتش‌بس با جنایتکاران صلح به دنبال ندارد! صلح خیالی، جنگ خونین به دنبال دارد

Durante tres días en la pasada Navidad, nuestro pueblo fue testigo de unas escenas sorprendentes de la recepción de los asesinos talibanes, que bajo el pretexto de su “alto el fuego”, tanto en las provincias, como en la capital Kabul izaban su bandera de crimen y traición en señal de victoria. Mientras los salvajes talibanes entran en las zonas controladas por el Gobierno pisoteando la sangre aún fresca de miles de víctimas de sus salvajes crímenes, un número de autoridades corruptas de Ghani – Abdullah, descaradamente abrazan a estos criminales y sirvientes de los extranjeros. Es posible que la historia de ninguna otra nación haya sido testigo de una negociación tan ridícula y bellaca con una banda antinacional, que tiene sus manos manchadas con la sangre, los crímenes, la opresión, servidumbre e ignorancia que aquí se manifiestan.

با حضور امریکا و غلامانش، انتحار و کشتار پایانی نخواهد داشت

Nuestro pueblo aún no ha superado los duros recuerdos de los días 7 y 8 de Zaur (27 de abril de 1978 y 28 de abril de 1992), cuando el mismo día 30, fue grabado otro hecho doloroso en nuestra historia. La sangre de las víctimas de los ataques suicidas, perpetrados por los salvajes talibanes y el DAESH, todavía no se había secado cuando otro rio de sangre se produjo en Sheshdarak - Kabul. En ese ataque, llevado a cabo aparentemente por el DAESH, la mayoría de las víctimas fueron reporteros como Mahram Durani (Radio Azadi), Ebadullah Hananzai (Radio Azadi), Yaar Mohammed Tokhi (ToloNews), Ghazi Rasooli (TV1), Nawrooz Ali Rajabi (TV1), Shahmarai Faizi (AFP), Salim Talaash (TV Mashal), Ali Salimi ( TV Mashal) y Sabawoon Kakar (Radio Azadi), que se encontraban en el lugar afectado para cubrir el anterior ataque suicida, perdieron sus vidas. Al mismo tiempo, Ahmad Shah, un reportero de la BBC en la provincia Khust, fue asesinado a tiros por unos desconocidos.

با آگاهی و مبارزه همگانی، ننگ ۷ و ۸ ثور را پاک کنیم!

Hemos dejado otro sangriento año atrás y han llegado los días oscuros del 7 y 8 de Zaur (27 de abril de 1978 y 28 de abril de 1992). Cada vez que llegan estos días ominosos, se refrescan las heridas de sus víctimas. Fueron dos días sangrientos. En uno de ellos, se preparó la situación para la ocupación militar del socialimperialismo soviético, y en el segundo, se allanó el camino para la invasión militar de nuestro país por Pakistán, Irán, Arabia Saudí y, en último lugar, EEUU y la OTAN. El 7 de Zaur fue el inicio de los crímenes y la venta de la patria, día en el que tuvo lugar millones de muertes, heridos y personas desplazadas. Una nación que deseaba vivir en un atmósfera humana y tranquila tras el fracaso escandaloso de la Unión Soviética y el gobierno títere, vio cómo los monstruos del 8 de Zaur no sólo arruinaron el resultado de todos los sacrificios de la nación, sino que en los primeros días de su entrada demoníaca en Kabul, convirtieron esta hermosa ciudad en ruinas, asesinando a ciudadanos inocentes, creando el “día del juicio final”. Nunca ocurrió algo semejante en la historia del país. Por eso, la gente tiene razón cuando dice: “El 8 de Zaur es más oscuro que el 7 de Zaur.”

وحدت یوسفزی توسط نیروهای امریکایی به شهادت رسید

Wahdat Yusufzai, hijo de Merajudin, residía en la aldea Qala-e-daman – Laghmán. Nació en 1988 en el seno de una familia trabajadora. Wahdat, aparte de trabajar, también estudiaba y en 2011 se graduó en la escuela secundaria Lese Eshaaq Nangyalai. Tras su graduación, Wahdat siempre animaba a los jóvenes a estudiar y aprender algo. Era una persona con un pensamiento avanzado, por lo que siempre informaba a los jóvenes de la insoportable situación actual y sus autores. Al ser un chico listo y despierto, fue designado jefe de la juventud de su aldea, tras un consenso realizado al efecto. Además, Wahdat colaboraba con la Cruz Roja como un voluntario.

Artículo

Hay 128 invitados en línea