LA ASAMBLEA DE LAS HIENAS ES LA CONTINUACIÓN DE LAS CALAMIDADES DEL 7 Y 8 DE SAUR

جرگه کفتاران، ادامه فجایع ۸ و ۷ ثور

Los oscuros días del 7 y 8 de Saur (la llamada revolución de abril) han llegado, al tiempo que los criminales están tratando de grabar en el calendario de nuestra historia otra fecha para la vergüenza en el calendario de nuestra historia. Los elementos antipopulares y traidores de nuestro país están tratando de perdonar a los salvajes y medievales talibanes. La Loya Jirga (Gran Asamblea) es como una plataforma en la que los criminales, sanguinarios e ignorantes engañan a nuestra gente disfrazando sus verdaderas intenciones con una muestra de sus supuestas intenciones de ver a un Afganistán en paz, próspero y en progreso. La antipopular Jirga allana el camino para sumergir aún más a nuestra tierra desafortunada en la profundidad de la ocupación, el fundamentalismo, el reaccionarismo, el derramamiento de sangre, la inseguridad, la corrupción, la injusticia y muchas otras catástrofes. No hay representantes reales de nuestra sufrida gente que asisten a estas exhibiciones de la Jirga y charlas, sino que son los criminales del 7 y el 8 de Saur junto con los talibanes y los tecnócratas que se reúnen para cautivar aún más a la nación en sus malévolas garras.

Khalilzad aparentemente se apresura en todas direcciones para conseguir la paz en el país, pero el Partido Solidario de Afganistán (PSA) ha declarado repetidamente que: "¡Los belicistas no pueden traer la paz!" Está realizando sus esfuerzos para garantizar la presencia criminal del gobierno de los Estados Unidos en Afganistán. De lo contrario, está claro para todos, ¿cómo que Estados Unidos, la OTAN y los aliados, con un pasado histórico nefasta y sangriento en Libia, Irak, Siria, Ucrania, Sudán y otros países, pueden ser partidarios democráticos, progresistas y generadores de prosperidad para nuestro país? Nuestra gente no ha olvidado todavía las brutalidades del gobierno explotador de los Estados Unidos, incluidos los bombardeos y la creación del terrorismo en Afganistán, y sigue sufriendo todas estas barbaridades. También recuerdan cómo el gobierno de los Estados Unidos convirtió a los jefes de los 7 partidos islámicos constituidos por Pakistán y a los otros 8 partidos fundamentalistas de Irán en lobos, que se habían convertido en ratas, y los liberó contra nuestro pueblo, que sufría de las heridas de los talibanes. Y hoy, comete otra traición al liberar a los bárbaros talibanes, además de Rocketyar (Gulbuddin Hekmatyar ganó este apodo de los afganos por disparar miles de misiles hacia la ciudad de Kabul durante la guerra civil, matando a miles de civiles), sobre el cadáver de nuestra nación.

La pregunta es: ¿Los intelectuales locales que alaban y defienden la ocupación de los Estados Unidos y ofrecen análisis parciales en la televisión y las redes sociales, ¿acaso tienen conciencia? ¿No les da vergüenza que, hoy en día, otra vez los Estados Unidos y sus aliados apoyen a aquellos talibanes que en la práctica estaban acabados, y colocarlos al Arg e imponerlos al sufrido pueblo de Afganistán? Estos “intelectuales populares”, debido a su falta de respeto por la gente de este país, están prácticamente sumergiendo al país en el huracán de los reaccionarios, la ocupación y el fundamentalismo. Es la posición política de un intelectual que lo hace estar del lado de una persona progresivamente indomable y amiga de la gente o una persona reaccionaria que besa las botas de los criminales.

Una vez más, los jefes de los partidos fundamentalistas islámicos como Atta, Muhaqiq, Qanoni, Ismail Khan y etc. han mostrado su sucia naturaleza. Ayer, exageraban reclamando “resistir contra los talibanes", pero ahora se apresuran en ir a Moscú para besar las manos de los talibanes, los lacayos del ISI de Pakistán, y se rompen la cabeza para con el peregrinaje de los representantes caníbales de esa banda sirviente en Doha. Nuestra gente se ha dado cuenta, con razón, de que son traidores a su patria, y que están listos para abrazar cualquier tipo de atrocidad. Además, Ghani y Abdullah que pretenden estar en contra de estas conversaciones; Si no fueran hipócritas y títeres, al menos según la voluntad de una multitud de nuestro pueblo, ahorcarían a Anas Haqani, uno de los hombres de más alto rango en la Red Haqani, ahora encarcelado en Kabul, debido al asesinato de decenas de miles de soldados, policías y civiles. Sin embargo, sabíamos por la experiencia repetida, que no simpatizan con la gente, sino que su único amor es conservar sus puestos, que deben a John Kerry.

Una vez más, es responsabilidad de los ciudadanos de nuestra nación mostrar solidaridad y unirse contra el gobierno invasor estadounidense y sus lacayos locales, los partidos fundamentalistas islámicos y los talibanes, tal como lo hicieron contra los invasores británicos y rusos. Debemos crear grupos de resistencia en todo el país que trabajen para abolir la crueldad y la opresión que enfrentamos. Las mujeres de nuestro país, inspiradas en Malalai Maiwand, Meena y Nahid, deben levantar la bandera de la resistencia contra los señores de la guerra, los talibanes y otras facciones fundamentalistas islámicas. Debemos revelar a la nación y al mundo que la asamblea de Loya Jirga no es transparente, como Malalai Joya y Belqis Roshan que han hecho oír sus voces para exponer a los traidores. No queremos ser testigos de otra tragedia como la del 7 y el 8 Saur. Nuestra historia ha demostrado repetidamente que la lucha y la resistencia contra los traidores nacionales y sus amos extranjeros es el único camino para la paz, la justicia, la democracia y la felicidad.

Artículo

Hay 56 invitados en línea