¡NI LA HISTORIA, NI LA GENTE PERDONARÁ A “RAKETYAR” Y SUS CÓMPLICES!

¡NI LA HISTORIA, NI LA GENTE PERDONARÁ A “RAKETYAR” Y SUS CÓMPLICES!

El gobierno invasor de los Estados Unidos y sus sirvientes están intentando imponer, bajo el nombre de la “paz”, un cuerpo podrido llamado, Gulbuddin(1) a los hombros heridos de nuestro pueblo. Aunque varios gulbuddiníes forman piezas del gobierno deshecho (sic), no obstante, los invasores en conspiración con sus títeres auto-vendidos nativos, tienen intención de utilizar ese cadáver cuyo detestado partido, Hezb-e-Islami que está en vía de desvanecimiento, lo reorganizan de nuevo con el fin de utilizarlo al servicio de sus juegos criminales.

El gobierno de Ghani-Abdulah, a pesar de proporcionar abundantes posibilidades como dinero en efectivo, terreno para construir una ciudad, puestos importantes estatales y otros privilegios, ha concedido la inmunidad judicial al criminal Gulbuddin, y se han quedado a eliminar su nombre de la Lista Negra de las Naciones Unidas. De un estado compuesto por hermanos con pensamientos afines y iguales que Gulbuddin, no se puede esperar más que esto. Hace unos años, los criminales khalqis, parchamis y partidos islámicos aprobaron el documento de auto-inmunidad en el Parlamento, indultándose uno al otro por el derrame de sangre de millones de víctimas por sus brutalidades. Por lo que no encuentran ningún problema por adherirse en el grupo un verdugo más. Dar la inmunidad judicial a Gulbuddin y a su partido infame, es una gran traición; ¡Solamente, es nuestra gente oprimida que tiene derecho a decidir si estos sean juzgados o no! Los invasores y la ONU, como su bastón, pueden eliminar de su lista negra a cualquier sucio y al más cruel asesino. Pero, ninguna fuerza será capaz de desvanecer a Gulbuddin, Qutbudin Helal, Ghairat Bahir, Qadir Karyab, Haroon Zarghoon, Karim Khuram y otros verdugos traidores caníbales de Hezbe-Islamí de la memoria de la Historia. Llegará un día en el que Gulbuddin sea procesado junto con sus cómplices de su partido y los talibanes, igual que sus semejantes bangaladishíes fueron condenados y castigados en un juicio popular.

La historia infame de los partidos fundamentalistas y verdugos en Afganistán demuestra que, los estados colonizadores sobre todo Estados Unidos e Inglaterra, en conspiración con sus partícipes árabes, pakistaníes e iraníes, conservan a elementos títeres como una glándula infectada para que, según sus necesidades, los utilicen en otras misiones.

Hoy en día, los estados invasores corren la voz a favor de Gulbuddin también, imponiéndolo a nuestro pueblo bajo el nombre de “adherirse al proceso de paz”. No obstante, no hay ninguna duda de que la “guerra” contra ese sirviente e hijo mimado es igual que la reclamación de la “paz”, una mentira bellaca. Y como consecuencia, será derramada más sangre. Por supuesto, nuestra gente tampoco espera mucho de este gobierno podrido compuesto por traidores nacionales. Cuando tienen inmunidad y dominio los individuos como Sayaaf, Khalili, Dustum, Ataa, Abdullah y otros verdugos de la población de Kabul, su hermano cómplice, “Raketyar” (sic), también se toma el derecho de obtener una parte del pastel.

El Partido Solidario de Afganistán, que siempre ha sido la voz de su pueblo sufrido, llama a toda la nación oprimida y a los movimientos progresistas del país, que hasta que no nos levantamos contra los traidores nacionales como Gulbubdin y sus credos, nunca Afganistán se liberará de cautiverio, derramamiento de sangre y terror. Nuestro silencio hará que los atroces como Gulbuddin sean aún más brutales y eso hará que las nuevas generaciones también carguen con la opresión y cautiverio.

Partido solidario de Afganistán


22/09/2016

1- Gulbuddin Hekmatyar es el lider del partido Hezb-e-Islami. En la década 80, fue acogido por la CIA e ISI de Pakistán para llevar sus proyectos colonizadores en Afganistán. En 1992, cuando Kabul cayó en manos de los partidos islámicos, él fue asignado como primer ministro afgano. Pero, como que dependía de los servicios secretos de otros países, hizo realidad el sueño de sus maestros forasteros y junto con otros partidos fundamentalista, mató a más de 75000 ciudadanos de Kabul disparando centenas de misiles hacia la capital. (Notas de traductor)

Artículo

Hay 197 invitados en línea