¡EL PRIMER PASO PARA LA EMANCIPACION DE LA MUJER AFGANA ES LUCHAR CONTRA LA OCUPACIÓN Y EL FUNDAMENTALISMO!

¡EL PRIMER PASO PARA LA EMANCIPACION DE LA MUJER AFGANA ES LUCHAR CONTRA LA OCUPACIÓN Y EL FUNDAMENTALISMO!

Hoy conmemoramos el Día Internacional de la Mujer en un momento en el que la sangre de Farkhunda y Rukhshana todavía no se ha secado y miles de mujeres viven en un infierno de violencia y tiranía. Durante los últimos 15 años, esta deplorable y dolorosa situación de las mujeres afganas ha sido utilizada de una manera vergonzosa y traicionera bajo las consignas de la "libertad de la mujer afgana", pero en realidad la situación de las mujeres es calamitosa e insoportable de una manera sin precedente; los gritos desgarradores se escuchan desgraciadamente desde todos los rincones del país.

No sólo el terror dominante sobre nuestra nación, los crímenes y la desgracia cometidos contra Maryam, Sahar, Marwa, Sahar Gul y Bibi Gul, no terminan aquí, sino que nuestro pueblo en Paktia, Helmand, Kunar y Shah Shaheed es bombardeado sin contemplaciones por los invasores EE.UU.- OTAN; los atentados suicidas de los talibanes y el DAESH contra ciudadanos afganos en muchas ciudades, han destrozado la vida de muchos inocentes; los señores de la guerra se están armando mejor bajo el nombre de la milicia Arbaki y el llamado "levantamiento popular", iniciando la violencia en los puestos de control; el juego del gato y el ratón entre el Arg (palacio presidencial) y Taliban / DAESH ha dejado a miles de aldeanos sin hogar; los criminales de guerra y los funcionarios corruptos están ocupando las posiciones más fuertes y con mayores lujos; grupos de minorías religiosas son sacrificados; los lugares de trabajo para las fuerzas progresistas están sometidos a un control cada vez más estricto y sofocante; la censura y la autocensura son cada vez más desaforadas; pobreza, desempleo y hambruna van aumentando; los jóvenes están huyendo masivamente de este país cubierto de luto; el país está rodeado de escuelas, clínicas y soldados imaginarios con el fin de poder saquear la nación y engordar a los funcionarios de la mafia. Aquí, las mujeres son la primera y más fácil presa y soportan las más traumatizantes presiones físicas y mentales.

Las fuerzas reaccionarias y misóginas y los gobiernos están tratando de neutralizar el impacto radical y profundo del 8 de marzo, celebrándolo como el 25 de noviembre (Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres) un día neutral y pro gubernamental limitado a celebraciones simbólicas y con ofrendas florales, pero este día rinde homenaje a la sangre de los obreros norteamericanos, a las hermanas Mirabal de la República Dominicana y a miles de otras nobles y rebeldes como Rosa Luxemburgo, Sakine Cansiz, Meena, Naheed Sahed, Wajiha, Berta Cáceres, Zoya, Shirin Alam Holi, Marzieh Oskoi, Carmen Aguado y sus 12 compañeras luchadoras (popularmente conocidas como Las trece rosas), Jelan Ozlab, Tania, Leyla Qasim e incontables mujeres en todo el mundo. Estas heroínas que lucharon por la liberación de las mujeres, se alzaron en las oscuras épocas de la dominación masculina y la injusticia y, a través de su resistencia y lucha legendaria contra el capitalismo, el fundamentalismo, el reaccionarismo y la tiranía dando finalmente sus vidas, demostrando que las mujeres pueden luchar codo con codo con los hombres y no ser un mero espectador de segunda. Celebrar este día es sólo significativo y valioso si con ello renovamos nuestro pacto por una lucha firme e intransigente contra todo tipo de opresión y desigualdad de género.

Afganistán fue ocupado por Estados Unidos y sus aliados bajo el nombre de la "libertad de la mujer" y de la"democracia", pero como se esperaba, los antaño desaliñados, misóginos y antidemocráticos, ahora vestidos con trajes de lujosos diseñadores, se han sido impuestos sobre los hombros heridos de nuestra gente. Durante las luchas internas de Kabul, las bandas criminales e ignorantes de Jehaditas no tuvieron piedad, ni siquiera de las ancianas de 70 años o de las niñas de 7 años, cometiendo todo tipo de brutalidades. Ahora, están completando el aparato de títeres junto con algunas mujeres traidoras y sirvientes. Hoy en día, nuestro país está atrapado en las garras de elementos que son espías y mercenarios de los gobiernos de Pakistán, Irán y otros cuarenta países más. Aún cuando dichas entidades proclamen acciones bajo la palabra “nacional” en sus acciones, en la práctica han sacrificado los intereses nacionales por los de sus nuevos amos forasteros.

Lograr la igualdad de derechos para las mujeres, la libertad y la democracia en Afganistán, sólo es posible mediante la lucha incansable y los sacrificios de las mujeres y los hombres de nuestra patria. Para salir de esta prisión, no hay otro camino que esto.

Esta es la naturaleza de cualquier fuerza de ocupación que depende de los grupos y elementos más reaccionarios, sanguinarios y notorios para permanecer en el poder y controlar el destino de la nación. Sobre todo la oscura historia de Estados Unidos en decenas de países, es testimonio de cómo fortalece y equipa a los dictadores más notorios, asesinos y atroces terroristas para implementar sus objetivos ominosos y destructivos. Hoy en día un hombre como Donald Trump se sienta en el sillón del poder desde el que confiesa, orgullosamente, violar a las mujeres y no se sabe de qué grupo bárbaro se hará cargo además de los brutales Jehadi, Talibán, Al-Qaeda y DAESH.

Uno de los principales eslóganes demagógicos en las elecciones de Ghani-Abdullah fue "los derechos de la mujer". En una reunión de mujeres, Ashraf Ghani gritó a voces, "Un gobierno que no pueda garantizar la seguridad de las mujeres, no tiene derecho a llamarse a sí mismo gobierno". Para engañar a la opinión pública, siguió públicamente el caso judicial de una víctima de violación sexual y directamente en contacto con los familiares cercanos de la víctima y Bibi Gul (Rula Ghani) hizo su socio y hizo un presupuesto de un millón de dólares, pero sigue siendo un misterio a qué bolsillos de las mujeres obedientes de Arg se desvió el dinero. Pero durante el tiempo en que el horrendo crimen contra Farkhunda sacudió a la nación, Ghani-Abdullah se dirigió con calma hacia los Estados Unidos y trató de pintar a Afganistán como un paraíso en la tierra. Han pasado dos años desde el incidente más doloroso de nuestra reciente historia, pero los verdaderos asesinos siguen caminando libremente. En estos dos años de presidencia de Ghani, se han registrado cientos de crímenes horribles contra las mujeres y la mitad de nuestra población sufre la violencia, incluso peor que en la época mafiosa de Karzai. Ghani, que habla de la "inmunidad de las mujeres", sólo ha proporcionado inmunidad al misógino más criminal e inhumano Gulbuddin Hekmatyar. Mientras que los recuerdos de las torturas físicas y mentales de miles de mujeres y víctimas de las atrocidades de Jehadi están todavía frescos, se acepta a un pequeño emir enfermizo y traidor, que comenzó su vergonzosa vida política con ataques de ácido contra mujeres y hasta la fecha sigue siendo una mancha de vergüenza en nuestra historia.

El Partido Solidario de Afganistán (PSA) cree que solamente se puede romper esta jaula mediante la solidaridad y la audaz lucha de las mujeres. Ninguna fuerza extranjera o sus marionetas pueden salvarnos. Hay que levantarse contra la ocupación, el fundamentalismo y las fuerzas reaccionarias como las mujeres kurdas. Lograr la igualdad de derechos para las mujeres, la libertad y la democracia en Afganistán, sólo es posible mediante la lucha incansable y los sacrificios de las mujeres y los hombres de nuestra patria. Para salir de esta prisión, no hay otro camino que esto.

Partido Solidario de Afganistán (PSA)

8 de marzo de 2017

Artículo

Hay 114 invitados en línea