EL DISCURSO DE UN DELEGADO DEL PARTIDO SOLIDARIO DE AFGANISTÁN EN UNA CONFERENCIA DEL PARTIDO IZQUIERDA DE ALEMANIA

Mahmood

Un delegado del Partido Solidario de Afganistán participó en una conferencia organizada por el Partido Izquierda de Alemania los días 28 y 29 de enero de 2011 en la ciudad de Berlín. Abajo ustedes pueden leer el contenido de su discurso:

Un delegado del Partido Solidario de Afganistán participó en una conferencia organizada por el Partido Izquierda de Alemania los días 28 y 29 de enero de 2011 en la ciudad de Berlín. Abajo ustedes pueden leer el contenido de su discurso:

¡Queridos amigos del Partido Izquierda de Alemania!

Ante todo, quería expresaros el agradecimiento del Partido Solidario de Afganistán. Normalmente, en estas conferencias sobre Afganistán se invita a unos cuantos fundamentalistas anti-democráticos afganos, no obstante, vosotros, al contrario, habéis invitado a un delegado de un partido democrático y anti-fundamentalista y puede que sea la única conferencia en la que no se ha dado permiso de participar a ningún criminal afgano y por eso tenéis la admiración del pueblo afgano.

Como que muchos amigos han hablado y/o hablarán de la situación catastrófica de Afganistán y las miserias sin precedente de nuestro destruido país, yo quería centrarme menos en la situación de Afganistán (ejemplos breves de los crímenes, saqueos, traiciones, corrupciones y el aumento de las mafias en una parte de nuestra sociedad) y quería hablar más sobre la necesidad de un movimiento democrático y las traiciones cometidas por Occidente a los pro-libertad afganos durante tres décadas. Ya está claro a todo el mundo que Afganistán ha sido invadido en nombre de la “lucha contra el terrorismo” y que hoy en día prácticamente ha sido convertido en el centro de conflictos de los países coaccionadores y está situado en una situación más catastrófica que en 2001.

EEUU y Occidente, después de la ocupación militar soviética de nuestro país, enviaron una ola descomunal de ayuda a Afganistán. Fue en este periodo en el que según la tesis de Berjansky, Secretario norteamericano de Seguridad Nacional, “El fundamentalismo islámico es nuestro mejor aliado en la guerra contra el comunismo.” Empezaron a fortalecer y armar los grupos islámicos a través del gobierno y el servicio secreto paquistaníes. Fueron el Partido Islámico de Gulbudín, Jameat Islámico de Rabaní y Etehad Islámico de Sayaf los principales grupos a los cuales fueron entregadas la máxima ayuda de la CIA y fueron convertidos en partidos fuertes y poderosos. Fue en este periodo en el que la CIA y los EEUU formaron a Al Qaeda y a los Talibán como fuerzas de reserva. También, el gobierno iraní empezó a fomentar partidos islámicos fundamentalistas del tipo “Velayate Faqih, Tutela de los Juristas Islámicos” en su país y, prácticamente, durante unos años Afganistán se convirtió en el centro de terrorismo islámico. Estas fuerzas medievales y criminales, desde aquel inició comprendían la democracia como ateísmo y montaron la guerra contra las fuerzas pro-libertad, democráticas y contra las mujeres y, en ésta los EEUU y el Occidente les ampararon.

Hubo un tiempo en que los pro-libertad afganos en la escena política, estaban más fuertes y movilizados que los fundamentalistas. Durante la resistencia contra los soviéticos tenían que luchar en dos frentes diferentes: por una parte los rusos y su gobierno títere, seguidamente, les aniquilaban mediante la represión y por otra los fundamentalistas aprovechaban la mínima oportunidad para organizar actos terroristas y liquidarles. El partido de Gulbudín con el apoyo del servicio secreto paquistaní, ISI, tenía varias prisiones en Paquistán, en las que encarcelaban y asesinaban a las personas progresistas, ideólogos de otra clase y los elementos anti-fundamentalistas mientras que el mundo ante el asesinato de estos personajes afganos mantuvo la calma.

Corporation, en uno de sus escritos escribe: “Nosotros “Sheril Benard, esposa de Zelmai Khalilzad y un experto importante,” dejamos que todos los líderes moderados fueran asesinados. El motivo de no tener líderes moderados en Afganistán es que, nosotros permitimos que los fundamentalistas mataran a todos ellos. Ellos en la década de los 80 y después mataron y aniquilaron a la gente de izquierda, moderada y otros elementos progresistas.

Los EEUU en 2001, cuando invadieron Afganistán, lo anunciaron diciendo que habían aprendido del pasado y que no ampararían el fundamentalismo, no obstante, esto no era más que una mentira y todos éramos testigos de que, los EEUU desde los primeros días invirtieron en las bandas de la Alianza del Norte apoyando y colocando en su gobierno títere a los fundamentalistas más sangrientos como: Sayaf, Rabani, Qanuní, Abdulla, Ismael Khán, Khalilí, Muhaqaq y Fahim. Esto en realidad era el segundo periodo de la traición Occidental a nuestro pueblo: poner, mediante la fuerza de las armas modernas, el destino de los afganos en las manos de asesinos y criminales, actualmente en el poder, que son como esclavos y cerrados mentalmente. Occidente percibió que estos fundamentalistas servirá los Estados Unidos y sacrificará los interese de su pueblo por los de su amo.

La guerra actual de los EEUU y Occidente contra los talibán, desde nuestro punto de vista, es una guerra de un patrón contra sus niños de ayer. Tal como los talibán fueron creados, financiados y equipados por Occidente, tarde o temprano, estas fuerzas medievales serán adheridas al gobierno de Karzai, ya que, al respecto han estado intentando esforzadamente poner en marcha el proceso de reconciliación. Son lacayos que de ninguna manera representan al pueblo. Durante los años pasados, los crímenes de los EEUU, la corrupción y incapacidad del gobierno títere de Karzai hizo fortalecer proporcionalmente a los talibán, aun así, una tal fuerza medieval no tiene ningún comprador entre nuestro pueblo. Si los talibán, actualmente, están en guerra contra los EEUU y la OTAN, por otra parte, tienen vínculo y relaciones con Occidente y prácticamente una parte de las ayudas norteamericanas y occidentales son dirigidas a los bolsillos de los talibán y, ante las ayudas del régimen paquistaní e iraní se hace la vista gorda. Aquellos partidos y organizaciones occidentales que reconocen a los talibán como “fuerzas de resistencia” y “fuerzas anti-imperialistas”, son ridículos, puesto que, ellos no saben que unas fuerzas fascistas, lacayas y reaccionarias hasta las cejas nunca pueden ser “fuerzas de resistencia” y “anti-imperialistas”.

Occidente, bajo el liderazgo de los EEUU, mientras que sigue cometiendo crímenes y traiciones en Afganistán, durante los últimos 10 años ha intentado evitar el surgimiento de cualquier movimiento democrático y anti-fundamentalista. Mientras que los partidos y elementos fundamentalistas, cada uno se metió millones de dólares en el bolsillo, no obstante no se ha realizado el mínimo apoyo a las organizaciones y personas democráticas sino que al contrario ha aumentado el dominio de la coacción y el secuestro sobre ellos. Y esta política occidental no se emplea sólo en Afganistán, sino también en Iraq e intentan que la mente de la gente pro-libertad y progresista se colapse para que Occidente y un puñado de sus espías sin ningún dolor de cabeza puedan controlar nuestro país.

La gente pro-libertad y movimientos progresistas, durante los últimos 30 años, fueron la mayor víctima y fueron eliminados un gran número de personajes simpatizantes de nuestro país. No obstante, la historia ha demostrado que los invasores, adhiriéndose a las fuerzas traidoras y extremistas o con la mente cerrada no han podido encadenar y convertir en sus esclavos para siempre a toda una nación.

Ya que hoy en día nuestro país y nuestro pueblo están enfrentados como sus enemigos a los criminales fundamentalistas internos (talibán y Alianza del Norte) e invasores extranjeros y también a países de la región, sobre todo, Paquistán e Irán que, junto a Occidente, tienen las manos manchadas en nuestro país, únicamente un movimiento pro-libertad y anti-fundamentalista puede conseguir para nuestro pueblo la independencia, la libertad y la democracia. Las condiciones para trabajar entre las masas están preparadas más que nunca, ya que, la gente detesta profundamente a los fundamentalistas y a los invasores. Estas fuerzas medievales no tienen ningún fundamento entre el pueblo y, solamente, con la fuerza de las armas, dinero y apoyo norteamericano y occidental son impuestos al pueblo.

El Partido Solidario de Afganistán fue creado como respuesta a esta necesidad de nuestra sociedad, aunque no ha recibido ninguna ayuda de ningún país o entidad y se encuentra, tanto ante problemas y limitaciones prolíferas, como bajo golpes, amenazas y secuestro de sus enemigos. No obstante, el mensaje de democracia e independencia ya se ha anunciado entre el pueblo y las experiencias de los pasados años son fuente de nuestra motivación. Nosotros si por una parte, somos reprimidos por parte del gobierno mafioso de Karzai, los señores de la guerra, los talibán y sus patrones, por otra parte, somos aplaudidos y recibidos, cálidamente, por el pueblo y creemos sinceramente en la fuerza del mismo.

Nuestro partido incrimina a los EEUU y a Occidente como autores de crímenes y traiciones respecto al pueblo afgano. Éstos, por sus intereses económicos, políticos, estratégicos y militares se han aliado con los enemigos de nuestro pueblo y el bienestar de nuestro pueblo no tiene el mínimo valor para ellos. La retirada de estas fuerzas se ha convertido en la voluntad de millones de afganos. Al retirar estas fuerzas de Afganistán, sus lacayos afganos serán huérfanos y perderán su patrón. En caso de que Occidente, los EEUU y la OTAN se retiraran de Afganistán, nuestra lucha por la libertad contra un puñado de traidores y criminales afganos sería fácil.

Nosotros creemos que los EEUU y Occidente hablan de su retirada de Afganistán hasta 2014 para engañar la opinión pública de sus ciudadanos, pero la realidad demuestra que los EEUU para mantener su posición en el mundo y las amenazas a sus rivales en Asia (Rusia, China, India e Irán), quiere convertir Afganistán en su poderosa base militar y nunca saldrá fácilmente de allí, excepto que sea expulsado con las mano del nuestro pueblo.

El Partido Solidario de Afganistán intenta establecer un gran movimiento democrático y anti-fundamentalista y en equilibrio a los juegos sucios y traidores occidentales y los crímenes de sus lacayos en nuestro país, este movimiento cada día tiene más simpatizantes. Durante los pasados años, ante las matanzas de civiles por los norteamericanos, nuestro pueblo se manifestó varias veces y, como un movimiento progresista, nosotros reconocemos nuestro deber de conducir esta insatisfacción del pueblo hacia a un movimiento extenso anti-fundamentalista y anti-ocupación. Esta es la única salida de la situación actual de nuestro país. Sin la lucha y levantamiento ninguna nación ha existido que haya alcanzado la libertad.

Nuestro partido aprecia la solidaridad mundial de los movimientos pro-libertad. Nuestra petición a los movimientos anti-guerra y defensores de justicia y libertad alemanes es que no olviden a sus camaradas en Afganistán. Si vuestros gobiernos ayudan a los enemigos sangrientos de la libertad y la democracia, os pedimos que con vuestro apoyo práctico al Partido Solidario de Afganistán y el resto de los movimientos populares de nuestro país, en la lucha de nuestro pueblo por la liberación de las garras de despotismo e ignorancia, realicéis un papel positivo.

Ante todo, quería expresaros el agradecimiento del Partido Solidario de Afganistán. Normalmente, en estas conferencias sobre Afganistán se invita a unos cuantos fundamentalistas anti-democráticos afganos, no obstante, vosotros, al contrario, habéis invitado a un delegado de un partido democrático y anti-fundamentalista y puede que sea la única conferencia en la que no se ha dado permiso de participar a ningún criminal afgano y por eso tenéis la admiración del pueblo afgano.

Como que muchos amigos han hablado y/o hablarán de la situación catastrófica de Afganistán y las miserias sin precedente de nuestro destruido país, yo quería centrarme menos en la situación de Afganistán (ejemplos breves de los crímenes, saqueos, traiciones, corrupciones y el aumento de las mafias en una parte de nuestra sociedad) y quería hablar más sobre la necesidad de un movimiento democrático y las traiciones cometidas por Occidente a los pro-libertad afganos durante tres décadas. Ya está claro a todo el mundo que Afganistán ha sido invadido en nombre de la “lucha contra el terrorismo” y que hoy en día prácticamente ha sido convertido en el centro de conflictos de los países coaccionadores y está situado en una situación más catastrófica que en 2001.

EEUU y Occidente, después de la ocupación militar soviética de nuestro país, enviaron una ola descomunal de ayuda a Afganistán. Fue en este periodo en el que según la tesis de Berjansky, Secretario norteamericano de Seguridad Nacional, “El fundamentalismo islámico es nuestro mejor aliado en la guerra contra el comunismo.” Empezaron a fortalecer y armar los grupos islámicos a través del gobierno y el servicio secreto paquistaníes. Fueron el Partido Islámico de Gulbudín, Jameat Islámico de Rabaní y Etehad Islámico de Sayaf los principales grupos a los cuales fueron entregadas la máxima ayuda de la CIA y fueron convertidos en partidos fuertes y poderosos. Fue en este periodo en el que la CIA y los EEUU formaron a Al Qaeda y a los Talibán como fuerzas de reserva. También, el gobierno iraní empezó a fomentar partidos islámicos fundamentalistas del tipo “Velayate Faqih, Tutela de los Juristas Islámicos” en su país y, prácticamente, durante unos años Afganistán se convirtió en el centro de terrorismo islámico. Estas fuerzas medievales y criminales, desde aquel inició comprendían la democracia como ateísmo y montaron la guerra contra las fuerzas pro-libertad, democráticas y contra las mujeres y, en ésta los EEUU y el Occidente les ampararon.

Hubo un tiempo en que los pro-libertad afganos en la escena política, estaban más fuertes y movilizados que los fundamentalistas. Durante la resistencia contra los soviéticos tenían que luchar en dos frentes diferentes: por una parte los rusos y su gobierno títere, seguidamente, les aniquilaban mediante la represión y por otra los fundamentalistas aprovechaban la mínima oportunidad para organizar actos terroristas y liquidarles. El partido de Gulbudín con el apoyo del servicio secreto paquistaní, ISI, tenía varias prisiones en Paquistán, en las que encarcelaban y asesinaban a las personas progresistas, ideólogos de otra clase y los elementos anti-fundamentalistas mientras que el mundo ante el asesinato de estos personajes afganos mantuvo la calma.

Corporation, en uno de sus escritos escribe: “Nosotros “Sheril Benard, esposa de Zelmai Khalilzad y un experto importante,” dejamos que todos los líderes moderados fueran asesinados. El motivo de no tener líderes moderados en Afganistán es que, nosotros permitimos que los fundamentalistas mataran a todos ellos. Ellos en la década de los 80 y después mataron y aniquilaron a la gente de izquierda, moderada y otros elementos progresistas.

Los EEUU en 2001, cuando invadieron Afganistán, lo anunciaron diciendo que habían aprendido del pasado y que no ampararían el fundamentalismo, no obstante, esto no era más que una mentira y todos éramos testigos de que, los EEUU desde los primeros días invirtieron en las bandas de la Alianza del Norte apoyando y colocando en su gobierno títere a los fundamentalistas más sangrientos como: Sayaf, Rabani, Qanuní, Abdulla, Ismael Khán, Khalilí, Muhaqaq y Fahim. Esto en realidad era el segundo periodo de la traición Occidental a nuestro pueblo: poner, mediante la fuerza de las armas modernas, el destino de los afganos en las manos de asesinos y criminales, actualmente en el poder, que son como esclavos y cerrados mentalmente. Occidente percibió que estos fundamentalistas servirá los Estados Unidos y sacrificará los interese de su pueblo por los de su amo.

La guerra actual de los EEUU y Occidente contra los talibán, desde nuestro punto de vista, es una guerra de un patrón contra sus niños de ayer. Tal como los talibán fueron creados, financiados y equipados por Occidente, tarde o temprano, estas fuerzas medievales serán adheridas al gobierno de Karzai, ya que, al respecto han estado intentando esforzadamente poner en marcha el proceso de reconciliación. Son lacayos que de ninguna manera representan al pueblo. Durante los años pasados, los crímenes de los EEUU, la corrupción y incapacidad del gobierno títere de Karzai hizo fortalecer proporcionalmente a los talibán, aun así, una tal fuerza medieval no tiene ningún comprador entre nuestro pueblo. Si los talibán, actualmente, están en guerra contra los EEUU y la OTAN, por otra parte, tienen vínculo y relaciones con Occidente y prácticamente una parte de las ayudas norteamericanas y occidentales son dirigidas a los bolsillos de los talibán y, ante las ayudas del régimen paquistaní e iraní se hace la vista gorda. Aquellos partidos y organizaciones occidentales que reconocen a los talibán como “fuerzas de resistencia” y “fuerzas anti-imperialistas”, son ridículos, puesto que, ellos no saben que unas fuerzas fascistas, lacayas y reaccionarias hasta las cejas nunca pueden ser “fuerzas de resistencia” y “anti-imperialistas”.

Occidente, bajo el liderazgo de los EEUU, mientras que sigue cometiendo crímenes y traiciones en Afganistán, durante los últimos 10 años ha intentado evitar el surgimiento de cualquier movimiento democrático y anti-fundamentalista. Mientras que los partidos y elementos fundamentalistas, cada uno se metió millones de dólares en el bolsillo, no obstante no se ha realizado el mínimo apoyo a las organizaciones y personas democráticas sino que al contrario ha aumentado el dominio de la coacción y el secuestro sobre ellos. Y esta política occidental no se emplea sólo en Afganistán, sino también en Iraq e intentan que la mente de la gente pro-libertad y progresista se colapse para que Occidente y un puñado de sus espías sin ningún dolor de cabeza puedan controlar nuestro país.

La gente pro-libertad y movimientos progresistas, durante los últimos 30 años, fueron la mayor víctima y fueron eliminados un gran número de personajes simpatizantes de nuestro país. No obstante, la historia ha demostrado que los invasores, adhiriéndose a las fuerzas traidoras y extremistas o con la mente cerrada no han podido encadenar y convertir en sus esclavos para siempre a toda una nación.

Ya que hoy en día nuestro país y nuestro pueblo están enfrentados como sus enemigos a los criminales fundamentalistas internos (talibán y Alianza del Norte) e invasores extranjeros y también a países de la región, sobre todo, Paquistán e Irán que, junto a Occidente, tienen las manos manchadas en nuestro país, únicamente un movimiento pro-libertad y anti-fundamentalista puede conseguir para nuestro pueblo la independencia, la libertad y la democracia. Las condiciones para trabajar entre las masas están preparadas más que nunca, ya que, la gente detesta profundamente a los fundamentalistas y a los invasores. Estas fuerzas medievales no tienen ningún fundamento entre el pueblo y, solamente, con la fuerza de las armas, dinero y apoyo norteamericano y occidental son impuestos al pueblo.

El Partido Solidario de Afganistán fue creado como respuesta a esta necesidad de nuestra sociedad, aunque no ha recibido ninguna ayuda de ningún país o entidad y se encuentra, tanto ante problemas y limitaciones prolíferas, como bajo golpes, amenazas y secuestro de sus enemigos. No obstante, el mensaje de democracia e independencia ya se ha anunciado entre el pueblo y las experiencias de los pasados años son fuente de nuestra motivación. Nosotros si por una parte, somos reprimidos por parte del gobierno mafioso de Karzai, los señores de la guerra, los talibán y sus patrones, por otra parte, somos aplaudidos y recibidos, cálidamente, por el pueblo y creemos sinceramente en la fuerza del mismo. Nuestro partido incrimina a los EEUU y a Occidente como autores de crímenes y traiciones respecto al pueblo afgano. Éstos, por sus intereses económicos, políticos, estratégicos y militares se han aliado con los enemigos de nuestro pueblo y el bienestar de nuestro pueblo no tiene el mínimo valor para ellos. La retirada de estas fuerzas se ha convertido en la voluntad de millones de afganos. Al retirar estas fuerzas de Afganistán, sus lacayos afganos serán huérfanos y perderán su patrón. En caso de que Occidente, los EEUU y la OTAN se retiraran de Afganistán, nuestra lucha por la libertad contra un puñado de traidores y criminales afganos sería fácil.

Nosotros creemos que los EEUU y Occidente hablan de su retirada de Afganistán hasta 2014 para engañar la opinión pública de sus ciudadanos, pero la realidad demuestra que los EEUU para mantener su posición en el mundo y las amenazas a sus rivales en Asia (Rusia, China, India e Irán), quiere convertir Afganistán en su poderosa base militar y nunca saldrá fácilmente de allí, excepto que sea expulsado con las mano del nuestro pueblo.

El Partido Solidario de Afganistán intenta establecer un gran movimiento democrático y anti-fundamentalista y en equilibrio a los juegos sucios y traidores occidentales y los crímenes de sus lacayos en nuestro país, este movimiento cada día tiene más simpatizantes. Durante los pasados años, ante las matanzas de civiles por los norteamericanos, nuestro pueblo se manifestó varias veces y, como un movimiento progresista, nosotros reconocemos nuestro deber de conducir esta insatisfacción del pueblo hacia a un movimiento extenso anti-fundamentalista y anti-ocupación. Esta es la única salida de la situación actual de nuestro país. Sin la lucha y levantamiento ninguna nación ha existido que haya alcanzado la libertad.

Nuestro partido aprecia la solidaridad mundial de los movimientos pro-libertad. Nuestra petición a los movimientos anti-guerra y defensores de justicia y libertad alemanes es que no olviden a sus camaradas en Afganistán. Si vuestros gobiernos ayudan a los enemigos sangrientos de la libertad y la democracia, os pedimos que con vuestro apoyo práctico al Partido Solidario de Afganistán y el resto de los movimientos populares de nuestro país, en la lucha de nuestro pueblo por la liberación de las garras de despotismo e ignorancia, realicéis un papel positivo.

Artículo

Hay 103 invitados en línea