ROOZI KHAN: “NO HE VENIDO A KABUL POR EL DINERO, SINO PARA VENGAR LA SANGRE DE MIS SERES QUERIDOS”

Roozi Khan con su hijo de 7 años

Roozi Khan con su hijo de 7 años, en estos días, está llamando a las puertas de medios de comunicación para despertar las conciencias con el dolor que llevan en el corazón. Rompe el corazón de todas las personas el ver los pies secos y agrietados, los zapatos rotos y viejos, y el aspectos deteriorado de su hijo.

Fueron asesinados 12 miembros de la familia de Roozi Khan por los soldados nortemericanos. Él dice que, el 30 de diciembre de 2012, unos aviones norteamericanos bombardearon su casa humilde situada en la aldea de Ota en el distrito de Miyanshin en Kandahar, por lo que fueron asesinados su pareja, sus tres hijos, sus padres, sus hermanas y sus sobrinos (hijos de su hermana). Roozi Khan es conductor y durante este suceso no estaba en casa y se enteró de este incidente trágico durante el recorrido del camino.

En aquel tiempo la noticia del asesinato de estos doce miembros de la misma familia, se ha convertido en una auténtica obra del teatro de los medios de comunicación mundial. El Arg de Kabul “el palacio presidencial”) y la Casa Blanca de Washington, los dos condenaron este suceso literalmente y prometieron procesar a sus autores, no obstante, el asunto se cerró aquí y ninguna entidad nativa o internacional ha querido abrir las páginas de este expediente amargo.

Hace unas semanas, al cabo de un año y medio, después de esta masacre brutal perpetrada por las fuerzas extranjeras, karzai ordenó lo siguiente:

“Doce de nuestros ciudadanos inocentes civiles de la misma familia residentes de la aldea Ota, en el distrito Miyaneshín de Kandahar, cuyos nombres son los siguientes:

karzai ordenó lo siguiente

1. Jamea hija de Roozi khan

2. Guldana hija de Abdullah

3. Saleh Mohamed hijo de Nazuk

4. Naní hijo de Khan Gull

5. Sardar Khan hijo de Saleh Mohamed

6. Atiq hijo de Roozi Khan

7. Razia hija de Roozi Khan

8. Grano hijo de Mohamed Khan

9. Mandí hijo de Bazo Aka

10. Azim hijo de Saleh Mohamed

11. Rabea Bibi hija de Saleh Mohamed

El 30 de diciembre en la aldea Ota situada en el distrito de Miyaneshin en Kandahar, como resultado de un bombardeo perpetrado por las fuerzas extranjeras, fueron mártires. !Qué Dios les perdone!

Según la solicitud número 2585 del 17 de junio de 2013, la Dirección de los Órganos Locales y con el fin de compartir la pena con los familiares de las víctimas y teniendo en cuenta el Código 99 de Alerta Máxima del Gobierno, autorizo conceder 100 mil afganís por cada víctima, por una suma total de 1 millón y dos cientos mil afganís. El Ministerio Fiscal está obligado a entregar dicha cantidad a los familiares de las víctimas a través de la Hacienda de la provincia de Kandahar.”

“Firma de Hamed Karzai”

Esta orden fue declarada el 6 de julio de este año, después de haber pasado varios meses y, debido a las quejas extensas de los residentes de la aldea de Miyaneshin. No obstante, ha pasado más de un mes pero todavía no ha recibido nada y está enfrentando una mala situación de la vida. Dice Roozi Khan. Él añade que no ha venido a Kabul por el dinero, sino por la justicia y por juzgar a los autores de esta matanza. También él dijo que cuando vea a Karzai, no le pedirá dinero, sino que le exigirá que haga justicia condenando a los autores del asesinato de sus seres queridos.

No es el primer caso de matanza de nuestra gente oprimida por las fuerzas invasoras norteamericanas y la OTAN en Afganistán que se tapa sin condenar a sus autores. Hay decenas y centenas de casos que han sido grabados en la historia, no obstante, los gobiernos de Kabul y Washington han intentado olvidarlo sólo lamentándose y ofreciendo 2 mil dólares a cambio de la vida de cada compatriota nuestro.

Como ejemplo tenemos el caso de Robert Bills, un soldado norteamericano, quien el 11 de marzo de 2012, en el distrito de Panjway en Kandahar entró en casas de gente y asesinó a 17 civiles incluyendo a mujeres y niños. Aún así, se ha intentado varias veces ponerlo en libertad y existe el peligro de que este soldado quede libre sin recibir su castigo.

Artículo

Hay 105 invitados en línea