¡APOYAMOS EL LEVANTAMIENTO INSPIRADOR DE LA GENTE CANSADA DE LOS ESTADOS UNIDOS!

از خیزش الهامبخش مردم به‌جان‌رسیده امریکا حمایت می‌کنیم!

Tras la publicación de un video en el que muestra el brutal asesinato de George Floyd por la policía de Minneapolis, una ola de protestas generalizadas ha envuelto, una vez más, a muchas ciudades estadounidenses.

Aunque la ira de la gente tuvo como punto de partida el racismo dominante en el sistema estadounidense, se volvió más violento y culminó con la quema de edificios gubernamentales, la bandera oficial y el asedio de la Casa Blanca contra el sistema del gobierno opresor.

El movimiento actual es, en realidad, la continuación del movimiento de "Ocupa Wall Street", "¡No en nuestro nombre! ", "¡La vida de los negros, importa!", los disturbios de Ferguson y otros movimientos, pero esta vez, las protestas son sin precedentes y las más clamorosas y vastas que el país ha visto desde hace medio siglo.

El gobierno autoritario y belicista de EEUU que ha estado causando estragos en muchos países, incluidos Irak, Siria, Afganistán, y Libia, ocupando e intimidándoles durante años, ahora ha desplegado tropas en sus ciudades para reprimir a su propia gente. Donald Trump se vio obligado a refugiarse en el búnker subterráneo de la Casa Blanca y luego se presentó en una iglesia cercana y prometió suprimir a los manifestantes con una Biblia en la mano.

Si bien el gobierno de los EEUU reclama exportar la democracia y los derechos humanos al mundo, no obstante, es en sí mismo un sistema antipopular y opresor que solo protege los intereses del 1 por ciento de supercapitalistas e implementa sus políticas criminales tanto dentro del país como en el extranjero a costa de pobreza y miseria del 99 por ciento.

La crisis de COVID-19 ha puesto al descubierto la decadencia de un sistema moribundo. Hasta ahora, más de 110,000 personas han muerto y las catastróficas consecuencias de la pandemia han llevado al desempleo, la pobreza y el hambre a decenas de millones de estadounidenses. La superpotencia, que afirma ser el líder mundial, ha demostrado el estado deplorable de su gente con miles de personas hambrientas haciendo cola frente a iglesias y organizaciones benéficas para recibir una comida, pero para evitar su colapso, el gobierno aún está aplicando políticas para apoyar a los gigantes capitalistas.

El levantamiento actual es el estallido del odio de millones de estadounidenses que están hartos de la tiranía, el engaño, los crímenes y la guerra de sus gobernantes y exigen un cambio fundamental. No es casualidad que los lemas se hayan vuelto más radicales día a día y que la gente pida el derrocamiento del sistema. Esto asustó a Trump sospechando primero de la implicación de Rusia, China e Irán en las protestas, para afirmar días después que los grupos de izquierda estaban detrás de las protestas, anunciando que incluirá al "Antifa" antifascista en la lista de grupos terroristas.

El pueblo de Afganistán siente el dolor de los oprimidos estadounidenses más que cualquier otra nación, porque ha sido víctima de las políticas criminales, fascistas y coloniales de los EEUU y sus títeres durante décadas y ha experimentado las acciones terroristas y bárbaras de sus militares de primera mano. Sabemos que cada bomba y bala que ha sido disparada contra el pecho de nuestra gente y de nuestra patria, ha sido a costa de un trozo del pan para el pueblo estadounidense, especialmente los afroamericanos del país.

La lucha de hombres y mujeres estadounidenses contra los líderes de la Casa Blanca, el Pentágono y Wall Street es, de hecho, nuestra lucha y la de otras naciones bajo la ocupación estadounidense, por la independencia y la libertad.

Aprendemos de la capacidad inspiradora y el coraje de las masas explotadas de Estados Unidos y continuaremos nuestra lucha contra los lacayos afganos de los EEUU, ya sean los vendedores del país en el palacio presidencial que implementan los planes coloniales de EEUU, u otros grupos bajo el nombre de talibanes, DAESH, etc., que están presionando el cuchillo del Pentágono contra el cuello de nuestro pueblo con un salvajismo sin igual. Luchamos para cortar las manos sangrientas del fascismo estadounidense y sus creaciones fundamentalistas y terroristas del destino de nuestro pueblo para siempre.

Si bien hay manifestaciones en apoyo al movimiento antirracista en los EEUU y en varias ciudades de todo el mundo, el Partido Solidario de Afganistán también se une a sus filas, simpatizando con los afroamericanos del país, y se ve a sí mismo como parte de la actual lucha contra el racismo y la lucha contra el imperialismo en todo el mundo.

Creemos que las masas oprimidas de los EEUU derrocarán el imperio de sangre y terror en su país con su lucha y jugarán un papel importante en la liberación de la humanidad de las vergonzosas garras del colonialismo y la explotación.

¡Viva la lucha del pueblo estadounidense contra el sistema anti humano que gobierna!

Partido Solidario de Afganistán

7 de junio de 2020

Artículo

Hay 244 invitados en línea