LA PROMULGACIÓN SISTEMÁTICA DEL FUNDAMENTALISMO Y LA IGNORANCIA EN KUNDUZ

ترویج سیستماتیک بنیادگرایی و جهالت در کندز

Durante la Guerra Fría, el gobierno de los EEUU implementó la política traidora del cinturón verde de Brzezinski, cuyo objetivo era abordar el comunismo y eliminar movimientos y elementos progresistas. Afganistán fue el primer objetivo de esta política inhumana; Al invertir millones de dólares, se convirtió en el nido de pandillas traidoras como los yihadistas, los talibanes, Al-Qaida, ISIS, Hizb-ut-Tahrir, Jamiat Eslah y decenas de otras bandas mercenarias y traidoras. Todas las áreas de Afganistán y especialmente las provincias vecinas del Asia Central se están programando para ser entregadas sistemáticamente a grupos fundamentalistas peligrosos, por lo que mediante la inyección de éste veneno mortal en las fronteras del norte del país, los rivales reales, Rusia y China, se debilitarán y serán comprometidos en esta guerra.

Kunduz es una provincia del norte de Afganistán devastada por la guerra y cuyos desafortunados habitantes tienen que soportar a los monstruos del fundamentalismo junto con la pobreza, el desempleo y muchas otras miserias. Entre decenas de madrasas e instituciones activas que promueven la ignorancia y el fundamentalismo en Kunduz, como un testigo me gustaría centrarme en algunos ejemplos y describir mi propia experiencia de su verdadera naturaleza ultra-reaccionaria para los lectores del Partido Solidario de Afganistán:

شاگردان اشرف‌المدارس
La mortaja negra y los pensamientos medievales son los logros de Ashraf-ul-Madares y sus socios sucios para nuestras oprimidas mujeres.

La pobreza, la guerra, la corrupción y el terror dominante en Kunduz allanan el camino hacia el crecimiento del virus fundamentalista, y al contaminar las mentes de los niños, quieren desviar el odio y el disgusto de las personas que tienen a los invasores y al Régimen dominado por las mulas-mafias, hacia la pasividad y falta de reacción, que es el objetivo real de los Estados Unidos y el gobierno títere.

Rawzat-ul-Atfal, es una de las madrasas de la ciudad de Kunduz, con treinta maestros y más de mil estudiantes (niñas y niños), que está haciendo un papel importante en el lavado del cerebro de la generación actual. Esta madrasa cobra entre 100 y 250 afganis mensuales, y bajo la atenta mirada del Gobernador de la provincia y la Dirección Nacional de Seguridad, la agencia nacional de inteligencia del país, alienta a los inocentes niños a tomar las armas y los entrena como elementos diseñados para el asesinato y ajenos a los sentimientos humanos. Los fanáticos maestros de esta madrasa, a quienes también se pueden llamar Mullah-e-Lang (un mullah fanático de la provincia de Paktia que, fue apoyado por el Imperio Británico al principio del siglo XX, y se rebeló contra las reformas progresistas del Rey Amanullah Khan). Prohíben a los estudiantes asistir a la escuela donde se imparte la enseñanza del idioma inglés o las matemáticas, llamando a la escuela la casa de Satanás e imputando al maestro de Kafir (infiel).

Ashraf-ul-Madaaris, fundada en 2010 por Mawlavi Abdul Khaliq y Mufti Sarajuddin, es una de las mayores madrasas que promueven el fundamentalismo y el terrorismo en Kunduz, Takhar, Baghlan así como de otras provincias. Aunque, el 24 de febrero de 2014, la página web de la BBC en persa, informó mediante un artículo, Promoviendo las Ideas del Extremismo Islámico, sobre la presencia de este centro, no se ha dado un solo paso en su contra, e incluso se ha extendido a las provincias vecinas.

El alzamiento de esta madrasa, que nutre el pensamiento radical, en un edificio gubernamental muestra que el propio gobierno de la mullah-mafia, compuesto por asesinos fundamentalistas, apoya y financia a las madrasas para educar a los talibanes y al DAESH (ISIS en sus signas en inglés), y está funcionando de acuerdo con las políticas diabólicas del Gobierno de los EEUU para convertir Afganistán al más profundo extremismo, terrorismo y a la oscuridad de nuestro país.

A las chicas de esta madrasa se les lava el cerebro en la medida en que etiquetan como,” kafir”, a quien no piense como ellos, y llaman haram (prohibido) a cualquier gesto que vaya en contra de su voluntad. Consideran las siguientes actividades como haram: ver la televisión, escuchar la radio, participar en las bodas, vestirse con ropas de cualquier otro color que no sea el negro, llevar joyas, tomar fotografías; celebrar el día del maestro, el día de la madre, el día de la mujer, año nuevo o un cumpleaños; presentar una candidatura femenina a las elecciones o incluso la votación de la mujer, o el hecho de que las mujeres trabajen fuera de casa. Etiquetan a los alumnos de las escuelas públicas, incluso a los que imparten clases de religión como “infieles”. Sumisión absoluta de la mujer al hombre; ocupándose de la cocina y la crianza de los hijos; o no salir de casa o ir de compras sin un hombre a su lado son sus recomendaciones para con las otras mujeres. A las niñas que estudian en esta madraza se les hace un peligroso lavado de cerebro por parte de maestros fanáticos ignorantes, de modo que se convierten en mentes manipuladas, agresivas y enfermas, que no toleran ver el cabello de su propia madre o hermana apareciendo debajo sus velos e inician discusiones violentas con ellas.

Libros supersticiosos y no científicos como “Grave Torture”, “View of Death” y “The Jewel of Heaven” forman parte del plan de estudios de la madrasa, que tienen un efecto horrible y devastador en las chicas (cuyo número supera las 6.000), convirtiéndolas en muertos vivientes. Los responsables arcaicos de esta madrasa inculcan ideas dogmáticas y militaristas mezcladas con el veneno de las creencias reaccionarias en las mentes de estas niñas. Las han decepcionado y desesperanzado olvidándose completamente de sus propias vidas y actúan como predicadores de la muerte, el terror y la violencia a otras mujeres.

El Centro de Congregación Misionera está ubicado en un terreno de 20 hectáreas cerca del aeropuerto en la ciudad de Kunduz, donde han construido un edificio de cinco pisos que ocupa 2 hectáreas del terreno. Además de las actividades diarias, cada año durante unos tres días, diez mil personas se reúnen aquí provenientes de nueve provincias del norte y otras partes de Afganistán y Pakistán. Arrastran a las capas más pobres de la sociedad, en nombre de la "propagación de la religión", invitando a los pobres y angustiados a la "satisfacción" y los "beneficios" de una vida pobre, alentándolos a mantenerse alejados de la política, por lo que junto a decenas de otros grupos traidores y fanáticos, desempeñan un papel influenciador en la desviación de la opinión pública sobre los desastres en curso. Estos movimientos sucios han convertido a la religión en un bastón para oprimir y dirigir a las masas en la ignorancia para evitar que conozcan los verdaderos factores de sus desgracias, que son los invasores y sus lacayos religiosos y no religiosos en el país.

Organización de Jóvenes Musulmanes de Afganistán: Rajim, es una rama de Jamiat-e-Eslah, que sigue la doctrina colonialista de Sayyid Qutb y Muhammad Qutb (fundadores de la Hermandad Musulmana), está activa desde hace 6 años en varios distritos de la provincia, como Imam Sahib y Khan Abad, entre otros. En la ciudad de Kunduz, continúa reclutando jóvenes desempleados sin ningún impedimento. Esta organización, que se registró oficialmente en el Ministerio de Justicia en 2011, tiene actividades en 31 provincias; con engaños y pretensiones diversas, se ha infiltrado ampliamente en escuelas, universidades, cursos e instituciones públicas y privadas. La oficina provincial, ubicada en la Universidad de Salam en la ciudad de Kunduz, dirige todas las actividades y programas como el Qayam-e-Lail (Levantamiento Nocturno); torneos deportivos; la recitación del Corán y la predicación religiosa, que se reproduce en las bodas en lugar de la música; organizando eventos para premiar a los mejores estudiantes; mejor competición de personajes; concursos educativos, becas de adjudicación, ordenadores portátiles, refrigeradores y otros regalos); La limpieza de algún barrio de la ciudad son formas modernas engañosas de los fundamentalistas para atraer a nuevos miembros.

زیدالله عطیش ریس نجم در کندز
Zaid-ul-Ateesh, responsable de Najim en Kunduz, con engaños y demagogia inculca el virus del fundamentalismo en las mentalidades de los inocentes niños para que en el futuro se conviertan en elementos anti nacionales y sirvientes de los extranjeros.

Desde el punto de vista de la organización, cada persona para convertirse en miembro debe seguir tres pasos: primero el simpatizante como voluntario, en segundo lugar, participar en las actividades y, por último, después de evaluar y aceptar las reglas definidas por el responsable de la organización (lo que se denomina pilar) y finalmente se le admite como miembro. Las tareas se asignarán al nuevo miembro y, en caso de una implementación exitosa, después de dos años, el nuevo miembro será promovido a un pilar en la reunión anual de los líderes de Najim. Según ellos, el voluntario, el miembro y el pilar deben pagar una cuota de miembro de 200 AFN y, a través de diferentes enfoques, recolectan también fondos de empresarios y ancianos tribales.

Está claro que los gastos de las vastas actividades de Najim y sus costos exorbitantes no pueden ser cubiertos por estas cuotas aportadas por sus miembros. Esta organización no puede ocultar sus vínculos con la Hermandad Musulmana internacional, los gobiernos de Arabia Saudita, Turquía, Pakistán y las redes de espionaje occidental y árabes. Cualquier movimiento extremista con ideología de reaccionario fundamentalista está innegablemente vinculado al imperialismo. El truco de cobrar "cuotas de socio" para cubrir y ocultar las fuentes de financiación reales solo puede engañar a algunas personas desinformadas que desconocen lo que está pasando en el mundo, pero no a personas y organizaciones que están conscientes de la esencia apestosa del fundamentalismo.

Los escritos de Sayyid Qutb y Muhammad Qutb, que en su mayoría son enseñados por Jamiat-e-Eslah, también se consideran fuentes esenciales de enseñanza dentro de los círculos de Najm, que apoyan explícitamente al DAESH. Al contrario de su retórica en las redes sociales y la predicación pública, “en defensa de la libertad y la independencia del país”, en sus esferas educativas declaran su objetivo final: alcanzar el Califato (que consiste en un proyecto de inteligencia de EEUU - Gran Bretaña).

Zaidullah Hateesh es el jefe de Najim en Kunduz. Jamiat-e-Eslah transmite sus programas a través de Radio Islah, aparentemente reclamando la llamada a la orientación de la gente respecto a los problemas islámicos, pero promueve astutamente la doctrina de la Hermandad Musulmana, para engañar a la gente. Esta organización, en las redes sociales y sus reuniones, habla demagógicamente sobre "patriotismo", "paz", "independencia", mientras declaran su odio tenaz hacia el secularismo y el gobierno populista-democrático, que produce y mantiene la continuidad de los valores mencionados, etiquetando a los regímenes seculares e individuos como infieles. Este odio común al laicismo democrático conecta a Najim con los yihadistas draconianos, los talibanes y el DAESH, y en última instancia, incluso los sitúa más cerca del imperialismo.

رادیو، صدای اصلاح، کندز
«Radio Eslah”, como un arma al servicio de la transmisión de los pensamientos medievales fundamentalistas en Kunduz, que bajo el nombre de la “reforma individual y sociedad” propaga el reaccionario de la Hermandad Musulmana a sus oyentes.

Si sumamos las actividades y los reclutamientos del DAESH y Hizb-ut-Tahrir en Kunduz a otros grupos mencionados, tendremos una mezcla de suciedad, atraso y barbarismo del fundamentalismo, con la misión de sembrar y cultivar la semilla de la ignorancia y el crimen, basada en el eje de la ocupación continua y la infección de nuestra sociedad por parte de los EEUU y sus aliados, y que está programando en contra de nuestro pueblo.

La extensa corrupción dentro de las instituciones gubernamentales, los tratos con la mafia y con los talibanes y el predominio de narcotraficantes, señores de la guerra, cabezas yihadistas son las principales causas de la guerra y la caída de Kunduz, y las consecuencias para la gente descalza y horrorizada de Kunduz se están intensificando nuevamente provocando pobreza, desempleo, desplazamiento, miedo, terror y muchas otras miserias.

رهبری اشرف‌المدارس
Estos sucios, misóginos y agentes de extranjeros están utilizando Ashraf-ul-Madaaris para inyectar el veneno del fundamentalismo en las mentes de las mujeres, convirtiéndolas en muertas vivientes.

Si en el pasado, las mentalidades de las mujeres afganas no estaban afectadas por el virus del fundamentalismo, durante la invasión militar de Afganistán por parte de los norteamericanos y el Occidente, se intenta que las mujeres no se conviertan en un tifón de furias que está dormida y que forma la mitad de los trabajadores de la sociedad, reprimidas por los salvajes fundamentalistas y desviarlas de la realidad. De esta manera se asegurarán de que por parte de las mujeres no se levantarán contra los planes de los invasores y sus lacayos fundamentalistas.

Desafortunadamente, esta política de los traidores fundamentalistas sigue adelante con éxito en Kunduz convirtiendo esta provincia en un lugar de ignorancia y miseria.

Artículo

Hay 65 invitados en línea