¡RECUPERAR LA INDEPENDENCIA Y LA LIBERTAD ES POSIBLE ÚNICAMENTE MEDIANTE LA UNIDAD Y LA LUCHA DE NUESTRO PUEBLO!

کسب مجدد استقلال و آزادی، با اتحاد و پیکار مردم ما میسر است!

Mientras conmemoramos el centenario de la recuperación de la independencia de Afganistán, lamentablemente a dia de hoy, en nuestra tierra no disfrutamos ni de la independencia ni de la libertad. Desde el fin del Estado de Amanullah, hasta el día de hoy, diferentes regímenes nos ilusionaron demagógicamente prometiendonos la independencia, sin embargo en la práctica durante estos años nuestra patria ha sido semi colonizada o colonizada.

Hace 100 años, el movimiento constitucionalista formado por personajes luchadores y valientes, se plantearon unos objetivos y para lograrlo lucharon con una voluntad de hierro, que hoy en día, deberia ser la misma con la que combatieran nuestros amantes de la justicia. Ellos, por una parte, combatieron a los reaccionarios y, por la otra, con sus manos desnudas lucharon contra los invasores ingleses, consiguiendo la independencia a costa de su sangre. Bajo el liderazgo de Shah Amanullah, pusieron los pies en la via del progreso y la dirección del avance en un Afganistán en el que aún existía esclavitud. Lamentablemente, debido a la conspiración externa y a la colaboración de sirvientes nativos, la vida de esta época de esperanza fue muy corta, aun cuando sembró valores en nuestra sociedad que los regímenes posteriores, pese a sus tiranías y horrores, no han sido capaces de erradicar de nuestra gente.

Ashraf Ghani, quien llegó al poder, siendo designado gracias a John Kerry, haciendo trampa y demagogicamente, habla de “completar un capítulo no terminado de Amanullah Khan”. No obstante, sería una humillación a ese rey justo y progresista si llamáramos a Ghani incluso “el borrador de Amanullah Khan”. Amanullah Khan, a pesar de sus errores y faltas, era una persona progresista y un verdadero amante de su pueblo y patria. Él, definitivamente percibió que, hasta que Afganistán no fuera liberado del dominio de los extranjeros y las cadenas del retroceso y el reaccionismo, no se incorporaria a la carretera de la civilización. Por eso, tras muchos esfuerzos sucesivos, después de haber conseguido la independencia política del país, empezó a forjar la ley en la sociedad y a promulgar la alfabetización y conocimiento entre la gente, de tal modo que hasta sus enemigos no pueden negar los brillantes avances de su época.

Ghani, quien se educó en la Universidad Americana de Beirut, exagera hablando de “completar un capítulo no terminado”, mientras no solo no valora la independencia, sino que al día siguiente de su entrada al Arg como presidente, firmó con mucho entusiasmo el “pacto de esclavitud” con los EEUU y la OTAN. Legalizó la presencia militar de la potencia más detestable de nuestra era, confiriendo un prestigio de inmunidad a su ejército sangriento. Como una marioneta, él quiere pretender ser el Amanullah del siglo XXI. No obstante, no tiene coraje y es igual que Hamid Karzai en cuanto a plantar cara al reaccionismo, cuyo ejemplar más peligroso es el fundamentalismo y la hermandad musulmana. Ghani, en lugar de oponerse al fundamentalismo, abrazó al más podrido y salvaje criminal llamado, Gulbuddin “Rakityar” financiando su campamento a un coste de millones de dólares; por la celebración del Eid, envió felicitaciones al difunto Mullah Omar, este elemento el más sucio que Mullah-e-Lang, títere de los británicos, llamando constantemente a los salvajes talibanes “hermanos” y les libera de las presiones; apoya a un reprobable y atroz reaccionario llamado, Sayaaf y siempre le adula, así como decenas de otros ejemplos que explican como Ghani es al contrario de Shah Amanullah, una marioneta de los invasores.

El “completar un capítulo inacabado” de Ghani se resume en exhibiciones superficiales e infantiles. Mientras la mayoría de la nación pasa hambre y sigue estando de luto, él lleva meses organizando la fiesta del centenario del aniversario de la independencia del país malversando centenares de millones de afganis para poder decorar algunos rincones del país con banderas tricolores. Sólo para cantar unas cuantas canciones “patrióticas” trajeron a estudiantes de 34 provincias costándole 54 millones de afganis. Sus rivales electorales que son aún peores y con la mentalidad de los talibanes que Ghani, llaman a estas exhibiciones suyas “campañas electorales a cargo del fondo público”. Pero Ghani mientras hace ver que el país es independiente, las riendas del destino del país y su sistema están en manos de Zelmai Khalilzad, un estadounidense que al dar legitimidad mundial a los talibanes y sus cabezas lacayos, intenta dar a estas criaturas medievales de una imagen “moderada” y “pacífica” colocándolos en el gobierno títere de Kabul.

Mientras la embajada norteamericana es el eje de la toma de decisiones con respecto al destino de nuestro país; mientras las fuerzas militares estadounidenses y las de la OTAN, desde hace 18 años están convirtiendo a nuestra tierra en un laboratorio dónde experimentar los más terribles armamentos, y con una total de inmunidad cometen masacres a los civiles y, crean y apoyan el terrorismo; mientras las manos sucias de los gobiernos iraníes y pakistaníes y sus lacayos están metidas en nuestra tierra, reclamar “la independencia” no es más que una amarga ironia sin más. Y es la regla de la historia que, cuando una nación carece de la independencia política y económica, nunca podrá lograr un progreso fundamental.

¡Dolidos compatriotas!

Ninguna fuerza extranjera y sus títeres nativos podrán salvarnos de todas estas barbaridades, baños de sangre y injusticias, excepto nuestras propias fuerzas. Todas las discordias tribales, regionales, lingüísticas, religiosas, etc provocadas por estos traidores, se deben dejar a parte y, debemos unirnos como un sólido puño para luchar por un Afganistán independiente, libre y democrático en el que cuente la decisión de nuestras pueblo descalzo y pobres.

Salvo esto, no hay otra salida para salir de esta situación actual.

El Partido Solidario de Afganistán que, se define como heredero de los grandes objetivos de los abanderados reales de independencia, libertad, democracia y justicia social, cree que mediante una decisión semejante a los de los constitucionalistas orgullosos, convirtamos el 28 de Asad (19 de agosto de 1919) en el día de un nuevo pacto por la recuperación de la independencia en nuestra miserable patria. Debemos sujetar aquella bandera independentista que heredamos de los héroes brillantes de nuestra historia como Sayed Kamal, Mohammad Azim Munshizada, Abdul Khaliq, Mahmood, Mohammad Wali Khan Darwazai, Ghulam Nabi Khan Charkhi, Abdurrahman Ludin, Sarwar Joya, Abdurrahman Mahmoodi, Sarwar Wasif y centenares de honorables luchadores. Debemos izar esta bandera con más ansia que en cualquier otro tiempo para conseguir la salvación de nuestra patria de la catástrofe actual.

Partido Solidario de Afganistán

19 de agosto de 2019

Artículo

Hay 302 invitados en línea