¡LOS AFGANOS TODAVÍA ARDEN EN EL INFIERNO CREADO POR LOS CRÍMENES DEL 7 Y EL 8 DE SAUR !

¡LOS AFGANOS TODAVÍA ARDEN EN EL INFIERNO CREADO POR  LOS CRÍMENES DEL 7 Y EL 8 DE SAUR !

El 7 y el 8 de Saur (27 de abril de 1978 y 28 de abril de 1992) son dos días vergonzosos de nuestra historia que todavía queman a nuestro pueblo en su fuego y han dado a luz a nuevos tipos de criminales, personas ignorantes y traidores. Son dos días odiosos que la gente de esta tierra siempre desea que no hubieran existido jamás en el calendario; horripilantes recuerdos que no debieron de haberse producido para no tener que recordarlos jamás!: recuerdo de un sangriento golpe, la desaparición y muerte de decenas de miles de personas inocentes; torturas y entierros de personas vivas; los desplazamientos y la huida de las bombas rusas; como refugiados tolerar las humillaciones y los insultos en Irán y Pakistán. Nuestra gente había soñado con un mañana mejor después de la retirada de la Unión Soviética pero los asesinos del 8 de Saur agarraron a nuestro amado Afganistán en sus sangrientas garras perpetrando crímenes aún peores y borrando los dolorosos recuerdos anteriores: Cada calle de Kabul se había convertido en un frente de combate; Las oficinas públicas fueron saqueadas en los primeros días; Las madres de 70 años y los niños pequeños fueron violados; Ver a una mujer dando a luz, se convirtió en entretenimiento para los pistoleros; Shukria, Nahid y cientos de mujeres y niñas fueron linchadas; Se cometió un genocidio en Afshar; Clavaron clavos en los cráneos de las persona; La "danza de los muertos" se convirtió en una forma de entretenimiento; Obligaron a los presos a beber su orina; La gente fue quemada viva en contenedores; Las acciones más traidoras y vergonzosas fueron llevadas a cabo contra nuestros compatriotas hindúes y sikhs y sus propiedades fueron confiscadas; las fábricas del país y sus equipamientos militares fueron vendidos a precio de chatarra a Pakistán; Kabul se convirtió en una ciudad de fantasmas; El país ardió en el fuego de las discriminaciones tribales, regionales, lingüísticas y sectarias; Las manos ensangrentadas de los gobiernos reaccionarios de Pakistán e Irán con una gran apertura empezaron a intervenir en nuestro país, y cientos de otros crímenes, traiciones, engaños y venta de la patria fueron cometidos.

Después de haber soportado el despotismo de los talibanes medievales, nuestro pueblo fue bombardeado por Estados Unidos y sus aliados que nos fueron impuestos una vez más, sólo que esta vez los criminales del 8 de Saur (28 de abril) se unieron a sus socios criminales del 7 de Saur (27 de abril). Recibiendo bolsas de dólares, estos criminales que han cambiado de apariencia, pero conservan su carácter reaccionario, han continuado su traición, opresión, corrupción y venta de la patria desde hace ya una década y media.

نمونه‌ای از عکس‌های رنگ‌خورده و پاره‌شده گلبدین توسط جوانانUna muestra de las fotos empapadas con tintas y rotas de Gulbuddin por los jóvenes

Sin embargo, este año, las ominosas fotos del “carnicero de Kabul”, Gulbuddin Hekmatyar, están colgadas en cada esquina de la ciudad, despertando los recuerdos dolorosos que pesan más que núnca sobre los hombros de la gente de Kabul. Afortunadamente, un grupo de jóvenes decentes rasgaron sus fotos y lanzaron tinta y basura en ellas antes de la llegada de "Rocket-yar", demostrando que, incluso si los Estados Unidos intentan usar sus cachorros para la llamada establecimiento de la "paz", nuestra nación no aceptará a estos degenerados criminales. La ciudad que todavía escucha los ensordecedores choques de los cohetes de Gulbuddin y está obsesionada por las pesadillas de los gritos de niños, mujeres y hombres heridos, nunca tolerará a este lacayo de los extranjeros. Tal vez, los Estados Unidos y su gobierno títere puedan tener éxito en colocarlo en algún rincón de Kabul durante un tiempo mediante los millones de dólares proporcionados por la Unión Europea para su comodidad y su ejército de guardaespaldas armados hasta los dientes. Pero ahora, él se ha convertido en un cadáver decadente que permanecerá en la clandestinidad por el temor de ser procesados por nuestra nación.

Los días 7 y 8 Saur son días oscuros con recuerdos dolorosos que no pueden ser borrados cambiando las apariencias de sus perpetradores. Conseguir justicia es la condición vital para sanar las heridas profundas de nuestra nación y la única manera en que podemos alcanzar la verdadera paz. Aquellos que hablan de "olvidar" y "perdonar" o bien no saben nada de nuestra historia o son mercenarios del colonialismo actual y reaccionario. La historia del mundo nos enseña que los belicistas que sirven a otros países, núnca podrán traer el mensaje de la paz. Para poner fin a la guerra y la destrucción, los autores de estas últimas deben ser procesados y castigados, incluso si esta enorme tarea requiere mucho tiempo y mucho esfuerzo.

Para salir de todas estas desgracias, el Partido Solidario de Afganistán considera la única solución en la concienciación, la movilización y la lucha del pueblo afgano. Ninguna fuerza extranjera y sus títeres nativos podrán rescatarnos de esta catástrofe. La clave de nuestra liberación está en nuestras propias manos. Por lo tanto, hacemos un llamamiento a todas las organizaciones y personas progresistas y pro libertarias, que luchen para elevar la conciencia y movilicen a nuestra nación oprimida, asumiendo los peligros y las dificultades, obligue a las fuerzas invasoras y a sus lacayos nativos a rendirse. El día en que nuestra nación despierte, será el último día que estos asesinos gobernarán. Tenemos que caminar este camino sin temor y sacrificarnos, porque cada gota de sangre derramada en el camino de alcanzar la independencia, la libertad, la justicia y la democracia, iluminará el horizonte del levantamiento de nuestro pueblo.

Partido Solidario de Afganistán

28 de abril de 2017

Artículo

Hay 65 invitados en línea