¡SI NO NOS LEVANTAMOS, CADA RINCÓN DE ESTA TIERRA SERÁ MIRZAOLANG!

تا برنخیزیم، هر گوشه این خاک میرزااولنگ خواهد بود!

Nuestra nación, nuevamente está siendo víctima de los asesinatos en Sare Pul. El 6 de agosto, el salvaje Estado Islámico (o en árabe: DAESHA) y los talibanes tomaron la aldea de Mirzaoalang en el distrito de Sayyad, provincia de Sare Pul, y según informes, mataron brutalmente a más de 50 civiles y decenas de familias fueron tomadas como rehenes. Esta masacre nos recuerda la masacre ocurrida en Yakawlang en enero de 2001, pero aún si cabe más atroz, porque, incluso mujeres y niños también fueron ahorcados esta vez, personas indefensas fueron decapitadas y sus cuerpos destrozados.

En Afganistán, ninguna etnia o religión está a salvo de las masacres y los genocidios que apuntan a los más pobres de nuestros compatriotas. Estos sicarios religiosos, por orden de sus amos estadounidenses, paquistaníes, iraníes, ... y árabes, están tratando de convertir a Afganistán en un hoguera de conflictos étnicos y religiosos con estos ataques viciosos contra las minorías étnicas y sectarias, al igual que en Irak. Por suerte, la mayoría de nuestro pueblo, perteneciente a todos los grupos étnicos y religiosos, simpatizan con las víctimas de estos ataques y odian profundamente a los enemigos de la soberanía y prosperidad de nuestra nación y han convertido los dulces sueños de estos extranjeros y sus secuaces en pesadillas. Una ola de solidaridad y unidad entre los sunitas y los chiítas de Herat después del sangriento y brutal ataque del Estado Islámico a la mezquita de Jawadia fue un mensaje al enemigo de que el pueblo no caería en su trampa tortuosa de crear divisiones y conflictos entre ellos. Un puñado de lacayos, los llamados intelectuales, y los funcionarios traidores que están tamborileando los conflictos étnicos se ahogarán en la ola de la unidad de los estratos más desafortunados de la sociedad.

Si, por un lado, estos criminales están matando a nuestros compatriotas hazaras y shiítas en Kabul, Herat y Mirzaolang en las calles, en las mezquitas y en las aldeas, por otro lado, están matando a nuestros compatriotas pashtunes y sunitas en Helmand, Paktia y Jalalabad, dejando atrás a sus familias en el luto. Así que, nuestra tierra se ha convertido en el matadero de su gente que comparten este dolor común.

Lo que es vergonzoso aquí es que, todas las "no respetables" autoridades cuya traición, corrupción y servidumbre a países extranjeros han llevado a este país a convertirse en un baño de sangre, están dudosos y "preocupados" por la masacre en Mirzaolang: las fuerzas de seguridad locales tienen quejas; El gobernador de Sare Pul está clamando y llorando; Los Ministerios de Defensa e Interior están llorando; Abdullah ha "condenado" el asunto como de costumbre, y Ghani está gritando que los talibanes y el Estado Islámico han cruzado sus límites y han lanzado amenazas vanas contra ellos; Y la OTAN, el amo de todas estas personas, está aparentemente preocupada por la inseguridad en Sare Pul y ha hecho el gran descubrimiento científico de que "la violencia y la destrucción obstaculizan el desarrollo de Afganistán". Todo el mundo se queja de esta fuerza invisible por no haber aterrizado desde Marte para rescatar a la gente de Mirzaolang. La respuesta de cada persona en este país a Ghani, el estratega, es: Que él cruzó su límite cuando hizo a Dostum su ayudante; Cuando su gobierno de doble jefe firmó el vergonzoso “pacto de seguridad” con los Estados Unidos; Cuando elogiaba a los criminales de la Alianza del Norte; Llamó a los asesinos talibanes sus hermanos; Dio la bienvenida al carnicero de Kabul, Rocket-yar (Gulbuddin Hekatyar), como una novia, sobre los cadáveres de 70.000 Kabulíes; Abrazó a exagentes de KHAAD como Atmar; Y mientras el cuerpo herido de nuestra patria está sumergido en sangre y destrucción, su único dolor es instalar a varios agentes autovendidos en puestos claves en su sucio gobierno.

En lugar de sentirse avergonzado y arrepentido por no brindar seguridad, Atta Mohammad usó este horror como otra oportunidad para atacar a Arg (palacio presidencial) y aumentar su propio poder al instalar a uno de sus antiguos lacayos, Zahir Wahdat, como gobernador de Sare Pul. ¿Dónde están Atta, Mohaqiq, Dostum, Salahuddin y otros "rescatadores" hechos de papel que se jactan de "movilizar millones", para "rescatar" al pueblo de Mirzawalang de las manos de los talibanes y DAESH? ¿Dónde están Zahir Qadeer, Mirwais Yaseeni, Hazrat Ali, Amanullah Khairi y otros matones de Nangarhar, para que puedan dirigir su "unidad de pueblo" hacia Sare Pul y ayudar al pueblo? ¿Dónde están Sayyaf, Qanooni, Ismail, Arghandiwal y otros asesinos de "Protección y Estabilidad", para que puedan traer "estabilidad" a Sare Pul y "proteger" al pueblo más oprimido? ¿Y dónde están los queridos de Karzai como Spanta, Nabil, Najafi, Barahawi y otros, que sin tener una mínima vergüenza se llaman la oposición y el "Eje de la Gente", a caso se han convertido en piedras ante la calamidad de Mirzaolang? El objetivo de todos estos opresores y traidores es el poder y el dinero, por lo que su conciencia vendida no se despierta con los arroyos de sangre de nuestra nación.

El Partido Solidario de Afganistán expresa su apoyo y simpatía por los seres queridos de las víctimas de Mirzaolang, y anuncia a la gente enlutada de nuestro país que, cada rincón de esta tierra es Mirzaolang. Ningún invasor y sus lacayos nativos pueden salvarnos de esta barbarie y crímenes, porque son la causa de esta desastrosa situación actual. Nuestra salvación y libertad dependen de la unidad de todos los oprimidos y sufrientes de todas las etnias, antecedentes lingüísticos y sectas del país, contra los invasores asesinos y su ejército de salvajes fundamentalistas y no fundamentalistas.

¡Con la concienciación y movilización, podemos dar un golpe mortal a estos asesinos!

Partido Solidario de Afganistán

9 de agosto de 2017

Artículo

Hay 96 invitados en línea